Escucha esta nota aquí

Personal de la división Crimen Organizado de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) impidió el lunes que dos falsos policías consumaran el robo de Bs 35.000 a dos ejecutivos de la empresa Proynext, a los que los delincuentes interceptaron con el cuento de realizar una inspección antidroga en el motorizado en el que circulaban las víctimas.

Los disfrazados de agentes resultaron ser Juan José Medrano Flores (39), expolicía, y Ana Paola Aponte Gutiérrez (32). Abdul Elmo Vargas, uno los afectados, explicó que él y su socio cobraron Bs 35.000 de una empresa y, alrededor de las 17:30, se dirigían a sus domicilios por la avenida Cristo Redentor, entre el quinto y sexto anillo, cuando una pareja les dio alcance en una motocicleta y la mujer mostró una credencial de policía e hizo señas para que se detuvieran.

“Nos pusimos nerviosos porque podía ser un atraco y aceleramos para buscar un lugar más concurrido. Nos persiguieron diciendo que buscaban droga o precursores químicos y en ese momento llegaron otros cinco civiles que resultaron ser policías verdaderos, nos llevaron a todos a la Felcc y arrestaron a los delincuentes”, dijo Vargas.

Unidos por el delito
El lunes, a las 15:00, en el barrio Las Misiones, dos ladrones asaltaron a una mujer, de 25 años, y le quitaron sus pertenencias a la salida de su casa para huir en un motorizado con vidrios oscuros.

La víctima tuvo la suerte de toparse en el camino con agentes de Diprove que patrullaban por el lugar, a quienes pidió ayuda. Los uniformados, acompañados de la mujer, persiguieron a los antisociales, los interceptaron cuadras más adelante y los redujeron.

Los delincuentes fueron identificados como Franco Jiménez Barrenechea, ex recluso de la cárcel de Palmasola, y su cómplice, Silverio Aspi Pucho, expolicía dado de baja hace algún tiempo de la institución verde olivo.

Ambos tenían en su poder los objetos robados a la afectada, que los reconoció plenamente y luego los trasladaron a celdas del puesto policial de la radial 17, donde pasaron a disposición del Ministerio Público