Escucha esta nota aquí

Debido a que hay más de una treintena de policías contagiados con coronavirus y un miembro de la institución en las estadísticas de fallecidos por la letal enfermedad, la Promoción 1987 de la Academia Nacional de Policía (Anapol) vio por conveniente hacer una donación de materiales de bioseguridad para los policías ‘de base’. 

Esa iniciativa ha empezado a reproducirse, pues hoy en el Comando Departamental, la Promoción 1993 con apoyo de civiles amigos de la institución, hizo un nuevo aporte. 




La dotación entregada por la Promoción 1993

La entrega de la Promo '87 realizada el viernes en la Estación Policial Integral (EPI) de la Villa Primero de Mayo, consta de 500 gafas de seguridad y 500 pares de guantes de látex para los policías, con la intención de cubrir la necesidad de estos implementos.

De la misma manera, los policías en servicio pasivo convocaron a otras promociones de la institución a colaborar a sus camaradas que día tras día salen a las calles a realizar controles de cumplimiento de la cuarentena, y por lo tanto se exponen a ser contagiados, señaló el coronel Alfonso Siles, miembro de esa promoción.

A su vez, hoy, la Promo '93 entregó la donación de dos cámaras de desinfección y 60 trajes de bioseguridad,  más caras respiradoras con filtros entre otros implementos para que el comandante José Terán los destine a los lugares donde haya mayor necesidad.  

La semana pasada, las esposas de los policías de bajo rango reclamaron la dotación de barbijos, alcohol en gel y otros equipos para que sus esposos salgan a cumplir con su deber. Los policías de la promoción ’87 señalaron que conocen de la compra de estos implementos por parte de las autoridades para la institución, pero que la donación que ellos realizan y a la que esperan que se sumen otras promociones, sirven para paliar la necesidad de sus camaradas que están en las calles.