Escucha esta nota aquí

El extraditable Jesús Einar Lima Lobo Dorado, considerado por la fuerza antinarcóticos y exautoridades del Ministerio de Gobierno del régimen de Evo Morales como uno de los capos del narcotráfico en Bolivia, permanece internado en la clínica Siraní desde el 20 de diciembre de 2019, por razones de salud.

El 28 de septiembre de 2019, Einar fue presentado por el exministro Carlos Romero y altas exautoridades de la Policía y de la Felcn como uno de los ‘pesos pesados’ del tráfico de cocaína y ‘heredero’ del poder del conocido narco colombiano Célimo Andrade. 

Según las exautoridades, Lima Lobo tenía sus dominios especialmente en San Joaquín-Beni, y está solicitado en extradición con sello rojo por el gobierno de Brasil por tráfico internacional de drogas. Es decir, su caso era similar al de Pedro Montenegro que fue extraditado el año pasado.

La captura con fines de extradición de Lima Lobo se ejecutó en la urbanización Villa Bonita de la zona del Urubó en Santa Cruz de la Sierra. La Policía lo aprehendió bajo la acusación de ser el líder de una organización criminal que se dedicaba al tráfico de drogas en Beni. 

Todo esto se dio meses después de que en Paraguay en cuestión de un mes se interceptaran dos avionetas con más de 400 kilos de droga cada una, que habían salido de Beni.

En la suite 101

Alrededor de las 10:30 de ayer EL DEBER llegó a evidenciar que el extraditable permanece internado en la clínica Siraní desde el 20 de diciembre, por una orden emitida por una Sala Constitucional del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, que ordenó su traslado desde la cárcel de Palmasola al centro médico con escolta policial. Esta orden fue ratificada por un juez de Santa Cruz.

En la suite 101, estaba sentado en una silla recibiendo suero en el brazo derecho. Nos dio la mano, y se limitó a señalar que estaba muy delicado. Rodeado de sus familiares, expresó que estaba mal de salud y no podía expresar nada, mientras que sus familiares aseguraron que no se dice la verdad sobre los Lima Lobo.

La puerta de la suite está custodiada por policías de la cárcel de Palmasola y del Comando de la Policía, además que en las instalaciones y alrededores de la clínica, hay agentes antidroga.

El centro médico factura Bs 1.300 por noche en la suite, sin contar atenciones médicas, que incluyen especialistas, laboratorios, alimentación y otros ítems.

Una valoración forense

EL DEBER accedió a un documento de representación a la internación médica por parte del actual gobernador de la cárcel de Palmasola, coronel José María Coronel Veizaga. Ese documento fue elevado al juez primero de ejecución penal, el 28 de febrero pasado.

En el mismo, la autoridad policial hace conocer al juzgador que por información de agentes policiales, la salud del extraditable Jesús Einar Lima-Lobo Dorado, ya estaría restablecida. Por esa razón el gobernador solicita al juzgador ordene que el médico forense de turno realice una valoración médica al extraditable a objeto que por seguridad, el mismo sea reingresado al reclusorio.

EL DEBER pudo conocer que tras la detención de Lima Lobo el año pasado, su detención estaba a cargo de agentes de Interpol por ser tratarse de un extraditable.

En noviembre, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, cuestionó al Gobierno de Morales al descubrirse que 16 órdenes de extradiciones estaban ‘dormidas’, pero que se harían efectivas de inmediato. El único extraditado desde entonces ha sido Pedro Montenegro.

EL DEBER intentó conocer la versión del viceministro de Defensa Social, pero respondieron que no era posible por sus recargadas labores.

En toda la Amazonía

Tras la detención de Jesús Einar Lima Lobo, la Felcn lo calificó como el líder de una banda que controlaba el narcotráfico en toda la Amazonía. El entonces director de la Felcn, Maximiliano Dávila, aseguró que el dominio incluía zonas como San Joaquín, Santa Ana del Yacuma, Guayaramerín, Riberalta, Santa Cruz e incluso Matto Grosso del Norte y del Sur en Brasil. Operaban en pistas clandestinas, además de otras vías terrestres y fluviales.

Comentarios