Escucha esta nota aquí

Colegas y familiares se movilizaron para salvarle la vida, primero buscando plasma hiperinmune, después por un respirador, pero Johhny Llanos finalmente perdió la batalla contra el coronavirus, tras 21 días de internación, 15 de ellos en cuidados intensivos, auxiliado por ventilación mecánica.

El conductor de una de las ambulancias del Sistema Integrado de Servicios Médicos de Emergencias (Sisme) ya había perdido a su esposa hacía 11 días, también por Covid-19. Para ella no hubo respirador.

Llanos fue atendido en la Caja Nacional de Salud, había sido apartado de sus funciones debido a que era parte del grupo de riesgo por enfermedades de base, pero el virus igual se cruzó en su camino y el de su familia.

Con Llanos, ya son dos los conductores del Sisme que fallecen, aparte de ellos hay varios recuperados y cinco funcionarios con sospecha de Covid-19. Debido a la saturación hospitalaria en ese momento, el primer fallecido no consiguió que lo internen, ni siquiera en el lugar donde se encontraba temporalmente haciendo triaje.