Escucha esta nota aquí

El coronavirus enluta nuevamente a la salud cruceña con el fallecimiento del doctor Miguel García (59 años), director del programa Dengue, del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Santa Cruz. El galeno fue internado el 18 de julio en la Caja Nacional de Salud y, desde el 23, permanecía intubado por complicaciones de la enfermedad.

Miguel García era el segundo al mando en la Unidad de Epidemiología del Sedes. Como profesional especializado, colaboraba con la planificación de las campañas de preventivas de enfermedades como el Dengue, Zika y Chikunguña, tres enfermedades que azotaron en los últimos años a la población cruceña.

García dedicó su vida a la salud pública. Primero como director municipal de Salud de Montero antes de ingresar al Sedes como director de gestión de calidad. Desde el 2010 dirigió el programa departamental de Dengue y, a partir de 2014 como responsable del programa  Dengue, Chikunguña y Zika.

“El coronavirus nos está arrancando a nuestra primera línea y a parte de los estrategas que comandan esta batalla” confiesa Marcelo Ríos, director del Sedes. En menos de una semana, los decesos de los doctores Urenda, Tórrez y García han golpeado al principal círculo de trabajo que combate el Covid-19.

Ríos recuerda la calidad humana del “almirante” García, “una persona con sentido del humor, chistoso y alegre, que manejaba a su personal con esa cercanía humana”. Destaca que el dolor por la pérdida de estos amigos “es la representación de lo que pasa en el departamento”.

La dedicación a la medicina de García era una pasión compartida con su esposa y sus 3 hijos, todos médicos menos la menor que se encuentra estudiando la carrera.