Escucha esta nota aquí

En su domicilio y teniendo cerca a su esposa, así encontró la muerte al periodista Rubén Darío Méndez, un hombre que trabajó por más de 25 años en distintos medios de comunicación e instituciones cruceñas y que este viernes falleció siendo su caso sospechoso de coronavirus.

Su deceso ha causado conmoción y mucho pesar en el gremio que lamenta su partida y se solidariza con su familia a quienes se les hizo llegar sus condolencias y también muestras de ayuda económica para enfrentar lo que se viene: un entierro en una época de cuarentena y restricciones.

Milton Montero, ejecutivo de la Federación de la Prensa, reveló que Méndez estaba en la lista de comunicadores que son candidatos a hacerse la prueba rápida para saber si son positivos de Covid-19. Lamentablemente, no llegó a tiempo.

Allegados a 'Choco', como también se lo conocía, apuntaron a una falta de atención médica oportuna que pudo derivar en la complicación del cuadro clínico que presentaba Méndez, quien además era diabético, y que en sus últimos días mostraba afecciones respiratorias y fiebre

Personal del Sedes fue convocado para asistir a la casa del comunicador para que retire el cuerpo con todos los protocolos de bioseguridad estipulados en el caso de una persona sospechosa de coronavirus fallezca en su domicilio; sin embargo, hasta pasado el mediodía, aún no se habían hecho presentes.

También se informó que su esposa y sus dos hijos -que tuvieron contacto directo con él- serán sometidos a pruebas PCR para saber si son portadores de la enfermedad. Se anticipa que los tres serán aislados y puestos en cuarentena.

La muerte de Méndez es la segunda de un hombre ligado a la comunicación en el país. El primero fue el camarógrafo Jacinto Quispe que trabajó los últimos siete años en Tigo Sports.

Se puede ayudar

A quienes deseen colaborar a la familia de Rubén Darío pueden enviar un donativo a la cuenta 2500997381, del Banco Nacional de Bolivia, para ayudar a solventar los gastos que se necesitan cubrir o llamar al número 710-67893 para hacer lo propio.

Piden un seguro

Milton Montero, dirigente de la Federación de la Prensa en Santa Cruz, hizo un pedido directo a la presidenta del Estado, Jeanine Áñez, para que mediante un decreto se posibilite un seguro médico para los trabajadores de la prensa quienes en su mayoría no cuentan con las condiciones económicas necesarias para hacerse atender.

Indicó que mediante donaciones se ha logrado conseguir 15 pruebas rápidas para realizar a colegas que presenten síntomas. Actualmente en su lista hay ocho personas.

"No todos tienen un seguro. Solo un 30% de los periodistas son asalariados, el resto debe hacerse atender por su cuenta y en muchos casos no hay los recursos necesarios para irse hasta una clínica privada (...) pedimos el auxilio a nuestras autoridades", dijo Montero.

Comentarios