Escucha esta nota aquí

Por Alba E. Roca

Un paro cardiaco puso fin a la vida de Filemón Suárez, un líder indígena de tierras bajas que participó de la última marcha indígena. 

"Él murió en la línea, luchando con sus hermanos guaraníes, luchando al lado de las demás naciones y es un hermoso legado que deja a todos los pueblos indígenas", fueron las palabras de Adolfo Chávez, líder indígena de la CIDOB respecto al fallecimiento de su amigo, el 'Tata' Filemón. 

La noche del jueves se recibió la noticia del fallecimiento de este líder indígena, ocurrido por un paro cardíaco en el hospital Japonés, de la capital cruceña. A pesar de tener un seguro en la Caja Nacional de Salud, no pudo ser  ingresado debido a que la Unidad de Terapia Intensiva tenía las camas copadas. 

Dos semanas atrás, Filemón sufrió un pre infarto durante la vigilia, a raíz de esto el doctor Herland Vaca Díez le hizo una evaluación para revisar su estado de salud y después de desvanecerse nuevamente durante la consulta fue internado de emergencia.

Su último deseo fue ser llevado a Isoso, su tierra natal para ser enterrado junto a su familia.  

Filemón Suárez fue un hombre valiente, dicen sus allegados, que además lo recuerdan como una persona humilde y modesta, y que dejó un legado para las futuras generaciones de lucha y perseverancia. 

Como líder indígena cumplió su papel representando al pueblo guaraní en la Asamblea Departamental y luchando por los derechos de los pueblos indígenas de las tierras bajas hasta el último momento. 

"Se necesitaba hacer una marcha porque la población estaba muy dormida, muy adormecidos y nosotros, los pueblos indígenas, teníamos que poner como tema al país que nos están avasallando".  Estas palabras fueron las palabras de Filemón Suárez semanas atrás cuando se refirió a la marcha indígena de tierras bajas que partió desde Trinidad (Beni) y que concluyó en Santa Cruz. 

Comentarios