Escucha esta nota aquí

El departamento de Santa Cruz es el ejemplo nacional en cuanto a ritmo de vacunación, con una media que ronda entre los 23.000 y 24.000 vacunados por día, según el reporte del Servicio Departamental de Salud. Sin embargo, mantener y repuntar esta cifra es un nuevo reto que se ve frenado por la falta de recursos humanos para ampliar los horarios de vacunación en los 34 puntos dispuestos por las autoridades en la capital cruceña.

En una entrevista con EL DEBER, el coordinador de Redes urbanas de Salud del Sedes, Jorge Quiroz, reveló que el principal freno es la 'escasez' de personal, ya que quienes trabajan día a día en los 34 puntos de vacunación de la capital cruceña cumplen horarios completos y trabajan de lunes a lunes, tema que también se da gracias al soporte de grupos voluntarios y del sector privado que ha abierto sus puertas para impulsar la aplicación de las dosis.

Si bien la dotación de recursos humanos para la vacunación es responsabilidad del Plan Ampliado de Inmunización (PAI), que depende del Ministerio de Salud, son los esfuerzos conjuntos que se gestan dentro del programa de vacunación masiva departamental lo que permite tener un ritmo óptimo de vacunados. En este sentido, se gestan mesas técnicas a diario para afinar este asunto y temas logísticos, según Quiroz.

"Estamos conscientes de que el PAI nos tenía que haber garantizado recursos humanos y eso no se pudo concretar. Conforme a eso, para impulsar la vacunación unimos fuerzas desde donde se pudo y se hicieron mesas de trabajo tratando de implementar puntos de inmunización para tener mayor llegada y eso se hizo con convenios de universidades y grupos de voluntariado", apuntó la autoridad.

La premisa en Santa Cruz es alcanzar la llamada 'inmunidad del rebaño' y por ello convocan a la población a vacunarse con las dosis disponibles, tanto en el área urbana como la rural.

Respecto a la ampliación de puntos de vacunación en zonas alejadas de la ciudad, pedido que emergió desde el sector de transporte, Quiroz sostuvo que la falta de personal es un impedimento y conformar brigadas conllevaría a dejar sin fuerza a alguno de los puntos de vacunación. Es por ello que se da alternativas a quienes no pueden acudir entre semana y se los convoca para los fines de semana.

Según datos del Ministerio de Salud, hasta el 14 de julio 741.116 personas en Santa Cruz recibieron su primera dosis y otros 51.982 recibieron la segunda.

Comentarios