Escucha esta nota aquí

La familia de Percy Fernández Añez presentó un memorial en la unidad de Anticorrupción de la Fiscalía Departamental de Santa Cruz para impugnar el informe realizado por el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), que develó que el exalcalde tiene conservadas la mayor parte de sus funciones cognitivas.

En la impugnación, los familiares de la exautoridad consideran que el examen pericial realizado por la psicóloga forense Silvana Paola Barrientos es "totalmente contradictorio, insuficiente y ambiguo". 

En el documento presentado a la comisión de fiscales -compuesta por Marcela Terceros, Yolanda Aguilera y Javier Cordero- se detallan ocho supuestas contradicciones que hay en el dictamen pericial de la forense del IDIF, entre los cuales señala que la perito afirma que Percy tiene juicio de realidad y a la vez dice que “él aún cree que vive con su madre (fallecida)”.

En los resultados del informe de la forense, sobre el “porte y actitud” indica que el exalcalde, según la impresión física, se muestra decaído, mantiene una postura estática, presenta un nivel de higiene adecuado y no presenta signos de ansiedad. Mientras que, sobre su comportamiento, se mostró cooperativo, amistoso atento, seductor y halagador, pues por ratos le decía a la forense “estoy enamorado de usted, usted es muy bonita, la amo”.

Este punto fue observado en la impugnación asegurando que; “la perito señala que no se observa signos de impulsividad, pero al mismo tiempo informa que el paciente intenta seducirla, hecho que demuestra que la impulsividad sexual esta descontrolada y que, a pesar de la seriedad de la situación, el paciente no puede contenerse”.

Entre las conclusiones, el IDIF refiere que Percy tiene un deterioro cognoscitivo en un nivel que va de leve a moderado, presentando una aparente disminución o dificultad en las siguientes tres funciones cognitivas; orientación (con alteración en su orientación tempo espacial), psicomotricidad o conducta motriz (tiene deterioro) y memoria (presenta deterioro en la memoria a corto Plazo).

Además, la forense revela que la exautoridad municipal no tiene ningún tipo de afección en la conciencia, la afectividad, en el pensamiento y lenguaje, en la memoria inmediata o sensorial y la memoria a largo plazo, en la sensopercepción, en el juicio, en la inteligencia y en la atención.

En estas determinaciones, la familia del ex alcalde señala que no fueron tomadas en cuenta las “múltiples enfermedades físicas, incluyendo Parkinson y enfermedad cardiovascular, que pueden comprometer la irrigación del cerebro” del exalcalde.

Asimismo, señalan que los tests utilizados en la valoración psicológica son ambiguos y que sus resultados no reflejan la verdadera realidad del estado de la exautoridad, la cual solo podría ser evaluada por un equipo multidisciplinario (compuesto por un neurólogo, un neuropsicólogo, un neuroradiólogo y un psiquiatra). Por lo tanto, solicitan la realización de una nueva pericia y recomiendan al perito psiquiatra al Guillermo Rivera, para que sea quien realice la evaluación.

Comentarios