Escucha esta nota aquí

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) convocará a declarar a los funcionarios del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), así como a policías y encargados de la seguridad externa e interna, con el fin de esclarecer el supuesto robo denunciado la madrugada del pasado sábado, en las oficinas de la entidad en la capital cruceña.

El director de la Felcc, coronel Edson Claure, confirmó que la Policía acudió al lugar ante denuncia sobre un supuesto robo de computadoras y documentos, hecho registrado la madrugada del sábado pasado. 

Según las primeras pesquisas, en imágenes de la cámara de seguridad se observa a un sujeto, que en dos intentos, logra forzar los seguros con un fierro (pata de cabra). Además habría neutralizado algunas cámaras de seguridad para llevarse al menos seis computadoras.

Claure aseguró que, según la denuncia,  el ladrón se habría llevado no sólo los CPU con información sobre saneamiento de tierras, sino también más Bs 15.000. Sin embargo, el jefe policial dijo que se están ampliando las pesquisas y se acude a imágenes de otras cámaras de seguridad.

Al haberse registrado el hecho en las oficinas centrales del INRA, el coronel Claure informó que se conoce que esa institución cuenta con seguridad estatal de la Policía y también con guardias de seguridad que velan por la seguridad interna; sin embargo sólo custodian las oficinas hasta la medianoche. 

El coronel Edson Claure aseguró que se investigará a funcionarios que tenían a su cargo las  CPU, se individualizará la conducta de todos ellos para aclarar la denuncia del supuesto robo. 

Hasta el momento, no existen detenidos en el caso y la Felcc aún hace una valoración si realmente desapareció documentación importante.

Ayer, el ministro de Obras Públicas Servicios y Vivienda, Edgar Montaño, pidió que se esclarezca este caso. Dijo que la información es recuperable, porque ya se había instruido hacer copias de seguridad de toda la documentación importante.

Señaló que las personas que están detrás de esos ilícitos podrían ser las mismas que, según él, están gestando un “segundo golpe de Estado”.


Comentarios