Escucha esta nota aquí

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), luego de pesquisas, descartó que el joven de entre 18 y 25 años de edad que murió calcinado por la zona del Urubó sea un integrante de la Unión Juvenil Cruceñista.

El director de la Felcc, coronel Rubén Barrientos, aseguró que el hombre fue victimado entre 48 y 72 horas antes del hallazgo del cuerpo, la tarde del domingo. 

Barrientos cree que el crimen pudo darse en el mismo lugar donde se halló el cuerpo en medio del río Moreno, camino a Porongo.

Barrientos sostuvo que queda claro que el joven victimado no es miembro de la Unión Juvenil. Además, dijo que hay indicios que hacen presumir que se trata de una persona en situación de calle o un trabajador del área rural.

Sin embargo, aseguró que se trata de un asesinato. Según la pericia forense, la víctima primero sufrió heridas con arma punzocortante en el cuello, luego -aún con vida- fue quemado con algún combustible.

La víctima tenía puesta una polera de color rojo, y encima, otra con el logotipo de la Unión Juvenil. Además estaba vestido de short y zapatos con orificios en la parte delantera. 

En redes sociales, la Unión Juvenil publicó sobre la supuesta desaparición de uno de sus integrantes (no reveló el nombre). Además circuló un video donde se observa a la víctima siendo enterrada.  Esto motivó a que la Policía se movilice.

En el video se observa a un joven (con la polera que tiene la insignia de la Unión Juvenil) boca abajo y que alguien le arroja arena y combustible. 

El coronel Barrientos dijo que no existe denuncia oficial alguna de la Unión Juvenil.
Los restos del fallecido siguen en la morgue sin identificación, pues hasta el momento nadie los reclama.