Escucha esta nota aquí

El director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Santa Cruz, coronel Rubén Barrientos, explicó que hay siete personas arrestadas por un supuesto nuevo caso de explotación laboral en el departamento. Cinco de los investigados son súbditos asiáticos y dos, bolivianos.

Barrientos explicó que, en la intervención realizada este viernes en un taller de fabricación de chinelas, se halló a 64 trabajadores, 32 varones y 32 mujeres, los que están dando sus testimonios sobre el trato laboral que recibían en el lugar, en el cual trabajaban de forma continua las 24 horas.

"En el lugar se pudo confirmar que los trabajadores hacían turnos de doce horas, divididos en dos grupos. Cuando el primero cumplía sus horas de trabajo se iban a sus cuartos e ingresaba el segundo", precisó el jefe policial.

Los 64 trabajadores dormían en cuartos que estaban alrededor del galpón, que se usaba como espacio de trabajo, en 18 camas y sin la división de los baños para varones y mujeres.

Barrientos preciso que en la requisa del sitio se hallaron pruebas de embarazo, las mismas que pudieron haber sido usadas para verificar que al momento del ingreso de las trabajadoras se verifique que no estaban esperando un bebé o para descartar o confirmar algún embarazo durante el tiempo laboral del personal.

Estas dudas serán despejados luego de las entrevistas que se están realizando a los 64 trabajadores encontrados en el lugar, que está ubicado en inmediaciones de la carretera que une a  los municipios de Cotoca y Puerto Paila.

Por otro lado, Barrientos informó que hoy serán llevados a una audiencia de medidas cautelares, los cinco súbditos de origen asiático que fueron detenidos el jueves también en una fábrica de chinelas, ubicada por la zona norte.

Los extranjeros serán acusados por la Fiscalía por el delito de trata y tráfico con fines de explotación laboral, ya que tenían encerrados hace más de ocho meses a sus trabajadores, sin dejarlos regresar a sus domicilios y obligándolos a vivir en condiciones inhumanas.