Escucha esta nota aquí

Por: Jessica Vega

En plena selva amazónica en Beni, dos pistas clandestinas de narcotraficantes fueron destruidas ayer por agentes antinarcóticos, y una tercera en el municipio de Guarayos en Santa Cruz, donde se incautó seis paquetes de droga y una ametralladora.

Lo inédito de estas tres operaciones es que se dio con una pista totalmente pavimentada de más de 1.100 metros, en plena selva en el municipio de Baures, en la provincia Iténez.

El ministro de Gobierno,Eduardo del Castillo, indicó que la pista tiene una construcción de más de un año; sin embargo, aseguró que se realizarán patrullajes para evitar que sea tomada de nuevo.

“Hemos visto que grupos extranjeros están queriendo invertir en actividades ilícitas dentro del territorio nacional, se está evitando que se apoderen de la región del norte del país”, dijo.

En esta pista con concreto podían aterrizar vehículos con dos turbinas y según sus características, estas naves pueden cargar alrededor de 300 a 500 kilogramos de sustancias controladas.

El viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Jaime Mamani, dijo que no solo estos grupos delincuenciales han sufrido pérdidas, sino también el país, ya que por la construcción de esta pista clandestina se arrasó más de 10 hectáreas de la reserva.

Otra de las pistas intervenidas y destruidas fue hallada entre las lagunas San Pedro y San Francisco, donde a solo minutos del aterrizaje de los agentes antinarcóticos y las autoridades nacionales y cuando se aprestaban a ingresar al centro de acopio de combustible, otro helicóptero de narcotraficantes sobrevoló la zona, el mismo que al ver a los dos Súper Puma y a los agentes se dio a la fuga.

En el lugar, se aprehendió a un ciudadano brasileño que aterrizó en la pista cuando los funcionarios de la Felcn ya habían tomado el lugar. “40 minutos más tarde que llegaron los agentes aterriza el helicóptero con el ciudadano de Brasil que aparentemente sería un policía civil retirado. No era la primera persona que llegaba al lugar, porque había ollas calientes y comida servida, y cuando el helicóptero de la Felcn aterrizaba, al escuchar el ruido, les dio tiempo para esconderse en la selva”, manifestó

Comentarios