Escucha esta nota aquí

Mientras los guardaparques del campamento Florida se dan modos para custodiar el Parque Noel Kempff Mercado, en la entrañas de esta área protegida nacional, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, los narcotraficantes andan a sus anchas.

En los últimos días, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) encontró dos megalaboratorios de cocaína con capacidad para producir, cada uno, media tonelada diaria de cocaína de alta pureza.

Fueron encontrados a 60 kilómetros del campamento Florida, de los guardaparques, y a 30 kilómetros de la pista Los Fierros, que fue construida para la llegada de turistas por vía aérea hasta el parque, pero que no funcionaba 'oficialmente' desde hace años, aunque EL DEBER, en un sobrevuelo de hace un par de meses, ya puso en evidencia en el reportaje Tráfico de tierras: Chiquitania, botín político y económico, que se mantenía en perfectas condiciones para operar. 

Ambos narcolaboratorios, a dos kilómetros uno del otro, estaban a orillas del arroyo de la catarata El Encanto, el primero era antiguo, mientras que el segundo, prácticamente estaba "sin estrenar". 

El segundo laboratorio se ubicó exactamente donde funcionaba el campamento para turistas que antes llegaban a disfrutar del paisaje natural del área protegida. En ambos puntos se encontró maquinaria pesada, motores, camionetas y cabañas.

En los papeles encontrados en uno de los sitios, aparecían apuntes que hablaban hasta de 5.700 kilos, además de nóminas, en las que figuraban los nombres de habitantes de una de las comunidades de la TCO Bajo Paraguá.

En el operativo participaron jefes policiales de la Felcn y también de Inteligencia, además de la Fiscalía de Sustancias Controladas, que con sus equipos llegaron por tierra y por vía aérea.

EL DEBER accedió a los registros de la Felcn y de la Fiscalía de Sustancias Controladas, que atribuyen los laboratorios -por sus características- a narcos colombianos, ya que contaban con todos los ambientes necesarios para la cristalización y purificación de la cocaína. Se encontraron precursores químicos, "pero no cocaína". 

Días antes del operativo, y de acuerdo a denuncias de gente que habita cerca de la zona, recibidas por EL DEBER, ya salían las avionetas cargadas. En un solo día despegaron cuatro de ellas, un flujo poco habitual.

El segundo laboratorio recién estaba instalándose, contaba con todos sus ambientes pero aún no operaba porque, según los registros de Felcn y Fiscalía de Sustancias Controladas, faltaban las instalaciones de agua y de luz, que sí tenía la otra fábrica. 

"Se procedió a la destrucción de ambos laboratorios y también a la inutilización y destrucción de los 'muertos' (recicladores para la purificación y cristalización de la droga, es el último paso y el más caro). Cada fábrica contaba con dos 'muertos'", la mayoría de los laboratorios grandes, generalmente solo cuentan con uno, lo que da un indicio de la capacidad de producción de cocaína de alta pureza.




La Fiscalía y la Felcn levantaron evidencias del lugar, como documentación, muestras de los precursores, tomaron fotografías y videos de ambas instalaciones.

Autoridades de San Ignacio de Velasco, que pidieron no dar su identidad, anteriormente alertaron a EL DEBER que los colombianos siempre están por las comunidades de la TCO y algunos de ellos habitan San Ignacio. Asimismo, también mencionaron que habían recibido amenazas tras anunciar visitas a la pista de Los Fierros. 




Comentarios