Esto se da después de que un informe del Instituto de Investigaciones Técnico Científicas de la Universidad Policial (IITCUP) revelara que las balas utilizadas para asesinar a los uniformados son parte de la Felcn

1 de julio de 2022, 15:15 PM
1 de julio de 2022, 15:15 PM

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) rechazó que las balas que acabaron con la vida de dos efectivos policiales y un voluntario del Gacip, en la jurisdicción Porongo, pertenezcan a la institución antinarcóticos.

A través de un comunicado, aclaró que la Felcn no cuenta con municiones de uso militar calibre 7.62 mm, procedente de la fábrica boliviana de munición. Además, el reporte afirma que ninguna unidad o grupo especial de la Felcn utiliza la munición calibre 5.55 mm.

Esto se da después de que un informe del Instituto de Investigaciones Técnico Científicas de la Universidad Policial (IITCUP) revelara que las balas que acabaron con la vida de los policías, en Porongo, son parte de la Felcn.

Las conclusiones establecidas en el IITCUP referían lo siguiente:

1. Corresponde a trece (13) vainas servidas, de arma de fuego, de latón amarillo militar, de ranura, de percusión central, cápsula fulminante tipo bóxer, calibre 7.62 x 51mm., marca FBM (fábrica boliviana de munición) para armas automáticas y semiautomáticas, de uso militar, colectadas en el lugar del hecho.

2. El informe del IITCUP establece además la posición en las cuales fueron ejecutados el sargento mayor Eustaquio Olano; el sargento 1ro Alfonso Chávez Flores y el voluntario del Gacip, José David Candia Orosco. El informe establece que los disparos fueron realizados a larga y corta distancia de atrás hacia adelante,  y de abajo hacia arriba.

3. Las víctimas, al momento de los disparos se encontraban tendidos boca abajo (de cúbito ventral). De lo anterior se infiere la participación de tres (3) tiradores, y los disparos son de tipo homicida.


Parlamentarios de la oposición pidieron que se investigue el caso. La diputada Laura Luisa Nayar (Comunidad Ciudadana) señaló que la situación es alarmante y preocupante.

Nayar sostuvo que se realizará una petición de informe al ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, para que dé certezas sobre el acontecer en el interior de la Felcn y "si no es capaz de asumir la lucha contra el narcotráfico, que dé un paso al costado", apuntó la legisladora.

Nayar observó que no solo se puede tratar una entrega de municiones a narcos, sino que policías de la Felcn pueden actuar de manera conjunta con estos grupos, según su hipótesis, pero será el informe que dará mayor claridad al hecho.

"No es el primer hecho irregular ni acontecimiento ilícito, pero es alarmante que sean policías las que usen este tipo de armas", dijo.

Por su parte, el diputado José Manuel Ormachea (CC) expresó su preocupación por las señales de que el país vive el sueño de Pablo Escobar: que la política boliviana la manejen los narcos y que parte de la Policía Boliviana tenga nexos con el narcotráfico.