Escucha esta nota aquí

Tras un trabajo de seguimiento, agentes de la Fuerza Especial de Lucha el Narcotráfico (Felcn) lograron interceptar a un minibús que transportaba 37,9 kilos de cocaína peruana, que estaba siendo llevada a Brasil para ser comercializada.

El vehículo proveniente de Perú fue retenido en la carretera del norte, entre Guabirá y Portachuelo, a la altura del retén de Puesto Méndez, donde la Policía Antinarcóticos realizaba un control rutinario.

El director general de la Felcn, Edwin Pérez Mendieta, informó que durante la revisión del minibús se halló un compartimiento secreto, que tenía en su interior 36 paquetes tipo ladrillo, en los cuales se secuestró un total de 37 kilos con 950 gramos de clorhidrato de cocaína.

De acuerdo a las investigaciones preliminares, la droga peruana estaba siendo trasladada a la República de Brasil, donde iba a ser comercializada. En este caso, se aprehendió al chofer del motorizado y fue puesto a disposición del Ministerio Público.

En otro operativo, se interceptó a un camión en la tranca de Naranjales, de la ruta a Montero, que venía del departamento de Cochabamba y tenía como destino la frontera con Brasil. En su carrocería se encontró una cajuela que tenía cuatro mochilas con 40 paquetes, de los cuales se decomisó 41 kilos con 200 gramos de cocaína base. Además, se detuvo al conductor del vehículo pesado.

En un tercer caso, una patrulla de Umopar de Puerto Quijarro se secuestró 41 kilos con 310 gramos de cocaína, que estaban en diferentes equipajes escondidos debajo de tres asientos de un bus de transporte público. Tres pasajeros fueron aprehendidos.

Según el jefe de la Felcn, la droga secuestrada en los tres operativos del departamento cruceño está valuada en 578.700 dólares.


Comentarios