Escucha esta nota aquí

Es miércoles de Feria Barrio Lindo. El flujo de personas y de vehículos se incrementa en la zona del cuarto anillo. Las trancaderas y el caos son una constante de los días de feria, pues los comerciantes informales se ubican en los espacios públicos para vender todo tipo de productos, mientras que el camellón del cuarto anillo es copado por los llamados mañaneros.

Esta situación molesta a las 25 asociaciones de comerciantes de la Feria Barrio Lindo, cuyos dirigentes anuncian que abrirán tres días a la semana, es decir, miércoles, viernes y sábado, para recuperar las pérdidas económicas registradas durante la etapa de confinamiento, por la pandemia de Covid-19. Además, indican que los comerciantes informales estaban trabajando también los sábados, a pesar de la prohibición vigente. 

Una vez que se flexibilizaron las medidas de la cuarentena, la Alcaldía autorizó a la Feria Barrio Lindo que abra los miércoles y viernes; sin embargo, ahora los dirigentes plantean extender la atención al sábado y ampliar los horarios.

Ángel Menacho, presidente de la Asociación 22 de Julio, recuerda que los comerciantes formales acataron las normativas municipales, aun así se sienten en desventaja ante los informales. “Hemos estado tres meses sin trabajar, hemos invertido en medidas de bioseguridad y también en personal de seguridad. Son gastos que tenemos que recuperar”, manifiesta.

El director municipal de Seguridad Ciudadana, Carlos Alberto Méndez, pide prudencia a los comerciantes y recuerda que, desde la Alcaldía, se permitió la venta los días miércoles y viernes, atendiendo a los pedidos del gremio. Ante la actual coyuntura de apertura controlada “los mercados de ferias establecidas e itinerantes y asentamientos ambulantes deben regirse a la norma y procedimientos del gobierno municipal”, manifestó.

Respecto a la postura de los comerciales, Méndez recordó que “no tenemos ninguna autorización emitida para la Feria Barrio Lindo”, por lo tanto, éstos “no pueden establecer arbitrariamente los días que ellos vean conveniente atender”.

Según las declaraciones de los dirigentes, desde esta semana pretenden abrir los miércoles y viernes, en horario de 5:00 de la mañana a 19:00, y los sábados, desde las 5:00 hasta las 15:00. Entre sus solicitudes incluyen el pedido al municipio para que retiren a los vendedores informales del camellón del 4to anillo, que tanto costó recuperar.

Méndez aseguró que la comuna realiza constantes operativos para evitar los asentamientos de comerciantes en las calles pero que, con frecuencia, son los mismos comerciantes de la Feria Barrio Lindo los que desdoblan sus puestos y copan los espacios públicos para vender sus productos.

A pesar de las restricciones que plantea la Alcaldía, Menacho sostiene que, a modo de protesta, ampliarán los días de atención. “Los sábados, cuando estaba en vigencia la cuarentena, la Feria era llena de ambulantes y no se podía hacer nada. Como comerciantes pretendemos abrir tres días de la semana hasta que concluyan las restricciones que rigen en la ciudad". 

Además, comentó que los días viernes se hará "liquidación” de productos, con importantes rebajas de los precios.