Escucha esta nota aquí

El alcalde de Santa Cruz de la Sierra, Jhonny Fernández, anunció que en cuatro meses la capital cruceña tendrá su propia planta de generación de oxígeno medicinal. El burgomaestre dijo que anualmente se gasta Bs 6 millones en la compra de este insumo y que construir una planta puede llegar a costar Bs 5 millones. Además, la autoridad local lamentó que la burocracia impida la adquisición rápida de vacunas contra el coronavirus.

"Se nos están llevando el oxígeno a otro lado. La demanda en Santa Cruz no abastece. Hay dos plantas grandes y dí la orden para el proceso (de construcción de una planta). Me dijeron que en seis meses puede operar, pero hay que ver qué tipo de planta se necesita y ver los términos de  operación. En cuatro meses tendríamos nuestra planta y así dejamos de comprar a los privados", anunció Fernández en una entrevista con el programa ¡Qué semana! de EL DEBER Radio.

El burgomaestre acotó que otra medida que realiza el municipio para enfrentar la pandemia es la compra de medicamentos y pruebas. Fernández dijo que el Gobierno central entregó 40.000 pruebas y que la Alcaldía adquirirá 100.000 más. Además, anunció que se equipará los hospitales de primer nivel, sobre todo con espacios de laboratorio.

 "Se priorizará el equipamiento en los primeros niveles. Necesitamos, por lo menos laboratorios. En ambulancias solo hay 13 y solo funcionan seis, así no se puede trabajar. El equipamiento fundamental es el laboratorio. En 2022 vamos a solucionar en gran parte", dijo el alcalde. 

Sobre las vacunas, Fernández informó que todavía se realizan las gestiones para adquirir inmunizadores de Estados Unidos. El alcalde lamentó que haya burocracia en este tema y aclaró que las vacunas llegarán en calidad de donación. Además, señaló que el trámite se encuentra en el nivel central.

Comentarios