Escucha esta nota aquí

El alcalde de Santa Cruz de la Sierra, Jhonny Fernández, continua con sus visitas a los mercados acompañado de las brigadas de desinfección e informando a los comerciantes sobre las medidas que deben asumir. "Tienen que cuidarse para seguir trabajando", afirma ante un grupo de gremialistas.

En sus discursos, alude a la importancia que la salud tiene en estos momentos. Pero también insiste en que no acatará un encapsulamiento que dañe la maltrecha economía de la población.

Por ello, anticipa una reunión con los empresarios para involucrarlos de manera directa en la reactivación económica. Fernández explica que la reunión servirá para "ver las inquietudes (del sector) para salir de la crisis". 

Entre las medidas que se contemplan de manera previa, el alcalde se refirió a la creación de incentivos y ayudas que retribuyan a las familias. "Si hay que dar incentivos, hay que crearlos", asegura.

Eso sí, al igual que con los empresarios, Fernández establece que también se trabajará con comerciantes, transportistas y otros sectores que necesitan recuperar sus recursos.

El burgomaestre identifica el contrabando como uno de los factores que golpea la lenta recuperación económica. Junto a los empresarios "el impacto económico" puesto que la crisis "ya nos hemos golpeado bastante".

La salud como prioridad

Durante su encuentro con los gremiales, Fernández destacó la labor del ejecutivo municipal para aportar con pruebas de antígeno nasal para la detección del Covid-19 o con medicamentos para las personas afectadas por la enfermedad.

A pesar de esos esfuerzos, la autoridad edil insiste en el camino de la vacunación como la principal vía para alcanzar la normalización. Reafirma su voluntad de compra de vacunas y por ello aguarda que "hoy día van a mandar un decreto reglamentario, esperemos que esto llegue; estamos a la espera con todos los alcaldes".

Se suma a la preocupación expresada por la Gobernación sobre la falta de pago a los trabajadores de salud. "Son más de cuatro meses y no es justo" el trato que reciben "esos médicos que están para salvar vidas".

Se compromete a intermediar para logar una solución que desahogue la situación en la que se encuentran los trabajadores de salud. "Voy a hacer conocer este reclamo al Ministro de Salud" con el fin de que se "prioricen los recursos en salud".

La autoridad municipal se desliga de cualquier responsabilidad respecto al paro anunciado por los trabajadores en los centros de tercer nivel ya que su gestión corresponde a la Gobernación. Aunque se mantiene atento para intervenir: "hay que tratar de ayudar", concluye.

Comentarios