Escucha esta nota aquí

Los 13 jóvenes detenidos durante disturbios registrados en la zona del Plan Tres Mil, cuando apoyaban con bloqueos el paro nacional multisectorial, salieron libres con libertad irrestricta otorgada por la jueza Vania Romero.

La Fiscalía los imputó por delitos de destrucción y deterioro de bienes al Estado y riqueza nacional, resistencia a la autoridad, lesiones graves y leves y asociación delictuosa y pidió seis meses de detención en la cárcel de Palmasola.

Sin embargo, los abogados defensores plantearon incidentes por considerar que sus clientes fueron detenidos de manera ilegal, que solo protestaban en la calle ejerciendo su derecho y que no cometieron delitos.

Los abogados Jorge Valda, Julio César Zenteno y otros, aseguraron que la imputación fue presentada con irregularidades, entre ellas no se individualizó la participación en los hechos de cada uno de los aprehendidos, además que no fueron detenidos en flagrancia, por lo que pidieron libertad irrestricta.

El fallo judicial levantó aplausos, lágrimas de familiares y vecinos que desde hacía dos días peregrinaban por los detenidos durante los conflictos en la zona del Plan Tres Mil cuando se enfrentaron a grupos afines al MAS que no están de acuerdo con el paro y que tratan de despejar los puntos de bloqueo. Hubo festejo y una olla común para los detenidos después de su liberación.

Jueces unidos defienden fallo

Luego del fallo se desató el festejo de los familiares de los imputados y vecinos del Plan Tres Mil. Sin embargo, al término de la audiencia ingresaron al juzgado de la jueza Vania Romero, representantes del Consejo de la Magistratura, tras lo que se denunció que la jueza estuvo a punto de ser detenida por el fallo.

Luego, el representante del Consejo de la Magistratura de Santa Cruz, David Valda Terán, admitió que llegó al juzgado del Plan Tres Mil junto al control y fiscalización. Aseguró que hubo una denuncia verbal de la Policía sobre malas actuaciones y falta de notificaciones. Dijo que se verificó el cuadernillo pero que no hubo intención de detener a la jueza, porque actuó de acuerdo a la norma.

Tras esta acción la Asociación de Magistrados y Jueces de Santa Cruz, hizo la representación en defensa de la jueza Vania Romero, por considerar que se debe respetar ante todo la independencia y que para eso existen los recursos de apelación. La Asociación de Magistrados dejó en claro la unidad férrea de los administradores de justicia para hacer respetar los fallos y evitar injerencia y amedrentamiento de cualquier sector.

Los menores también libres

Mientras tanto al menos cuatro menores de edad, que también fueron detenidos por la Policía en el Plan Tres Mil, fueron llevados ante la jueza de la niñez y adolescencia, Evelín Pai. La jueza recibió la imputación de la fiscal que imputó los mismos delitos que a los mayores. Al final Pai, dictó medidas protectoras y socioeducativas en favor de los menores, dentro de la investigación.

Comentarios