Escucha esta nota aquí

La despidieron en medio de aplausos y globos. María Saloma, de 48 años, apenas salió de su sala se persignó para luego encaminarse rumbo a la puerta mientras familiares y personal de salud del hospital San Juan de Dios celebraban su recuperación. Había superado el Covid-19.

“Su situación era crítica”, informó Marcelo Cuéllar, director del hospital cruceño. Es que además de enfrentar al coronavirus María debía dializar porque padece de insuficiencia renal crónica desde hace varios años. El cuadro que presentaba era también un duro desafío para los médicos del nosocomio.

“¿Cómo hacer para dializarla en una unidad de aislamiento y cuidados intensivos sin tener las condiciones para hacerlo? Al final se logró armar un equipo portátil y la paciente recibió su control para seguir dializando”, relató Cuéllar, visiblemente feliz por la recuperación de María.

El domingo los médicos recibieron la segunda prueba y tras los resultados se alegraron. “Tenemos una paciente curada de Covid-19 que continuará su tratamiento en el centro que corresponde; es una paciente negativa (por coronavirus)”, añadió Cuéllar.

Luego de un mes de luchar contra el virus, María, al fin, pudo abrazar a los suyos que la esperaron desde temprano en las afueras del hospital. El aislamiento había impedido cualquier contacto. Los aplausos, los globos blancos y las muestras de cariño, reflejaron un momento especial en el San Juan de Dios, que recuperó a la primera paciente que llegó por Covid-19.

La noticia es un alivio para el departamento cruceño que viene siendo azotado por el nuevo virus, pues de los 1.594 casos confirmados hasta el domingo por la noche en todo el país, 904 corresponden a Santa Cruz.