El 22 de octubre ingresó un grupo de avasalladores al predio de la familia Kim, que funciona como un área de recarga hídrica del área protegida Lomas de Arena.

9 de diciembre de 2022, 12:36 PM
9 de diciembre de 2022, 12:36 PM

La Fiscalía informó este viernes que abrió una investigación por la agresión al periodista de EL DEBER, Juan Carlos Fortún, por parte de avasalladores. El hecho se registró este jueves en medio de un enfrentamiento en cercanías al predio de la familia Kim, próxima a la zona de las Lomas de Arena (Santa Cruz).

La investigadora asignada al caso, Iveth Negrete, detalló que la denuncia fue formulada por el también comunicador Guider Arancibia, en representación de la casa periodística, por los delitos de lesiones graves y leves, durante la cobertura periodística.

“Ha ingresado el jueves la denuncia (...) contra presuntos autores, producto del enfrentamiento que ha existido en algunos predios”, dijo la fiscal.

Sostuvo que se está a la espera del certificado médico forense sobre los golpes que recibió el reportero para proceder a su respectiva valoración. Asimismo, se emitirán otros requerimientos para identificar a los autores de los hechos de violencia.  

“El hecho se produjo durante el enfrentamiento en los predios (cercanos a los de la familia Kim). Se realizarán todas las diligencias respectivas y se tomará declaraciones a las víctimas y se verificarán imágenes sobre lo ocurrido para individualizar a los involucrados”, agregó.

El ingreso de los avasalladores

El 22 de octubre ingresó un grupo de avasalladores al predio de la familia Kim.

El lunes (5 de diciembre) la Gobernación de Santa Cruz determinó una pausa ambiental administrativa en la zona acuífera del Parque Regional Lomas de Arena por el avasallamiento al predio Kim, que funciona como un área de recarga hídrica de esta área protegida y donde -hasta antes del avasallamiento- funcionaba un centro turístico.

Pese a esta medida, la Fiscalía ni la Policía no intervinieron. Ante esta situación, preocupados por el daño ambiental, un grupo de vecinos se autoconvocó este jueves para ingresar a la zona avasallada y sacar a los ocupantes ilegales, pero esto terminó en violencia.

A cubrir este evento se trasladó un equipo de prensa de EL DEBER y terminó agredido, perseguido y amenazado. 

Sin embargo, un vecino también fue víctima de los violentos. Las imágenes registradas muestran cómo esta persona, que formaba parte de los autoconvocados, era golpeada salvajemente.