Escucha esta nota aquí

Una comisión de fiscales del Ministerio Público, acompañada de efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), allanó este viernes cinco sucursales y una bodega de la importadora de repuestos de vehículos Multipartes, en la capital cruceña, luego de que fuera denunciada por supuestamente estar “importando y/o fabricando y además comercializando repuestos pertenecientes a vehículos de la marca Toyota”, según se lee en un documento de la Fiscalía, que forma parte de los expedientes del caso.

El fiscal departamental de Santa Cruz, Roger Mariaca, informó, en contacto telefónico con EL DEBER, que durante la requisa se encontraron, entre otros cosas, rollos de cinta adhesiva con el logo de Toyota, utilizada presuntamente para falsificar los embalajes de autopartes y venderlos como productos originales.


Las cintas adhesivas secuestradas por la Felcc y Fiscalía.

El representante del Ministerio Público en Santa Cruz señaló que los delitos por los que fue denunciada esta empresa son: falsificación y aplicación indebida de marcas y contraseñas; fraude comercial; engaño en productos industriales y estafa con agravación en caso de víctimas múltiples.

Esta investigación se inició por denuncia de Toyosa, representante de la marca Toyota en Bolivia, que - según los documentos que cursan en la Fiscalía- se percató de la supuesta venta fraudulenta luego de que recibiera varias quejas de personas afectadas.

Los trabajadores colaboraron con los trabajos de los agentes de la Felcc.

“Resulta que hemos logrado constatar que la empresa con Razón Social Multipartes S.R.L. (Santa Cruz) está comercializando repuestos como si estos fueran originales de la marca Toyota, cuando en realidad no lo son; están importando y/o fabricando y además comercializando repuestos pertenecientes a vehículos de la marca Toyota. En el mercado ofrece, vende y entrega como si fuesen originales estos repuestos que están embalados en cajas con el diseño y logotipo de la marca Toyota; es decir, que Multipartes S.R.L. está engañando al público, a la sociedad y al Estado Boliviano ya que estos repuestos no son originales y están fabricados por otras empresas, hacen esto con la intención de conseguir mayores ganancias y causar un grave daño a los vehículos de los usuarios ya que hemos recibido un sinfín de quejas de nuestros clientes (...)”, se lee en la denuncia.

La comisión del Ministerio Público, compuesta por cinco fiscales, estuvo a la cabeza de Félix Gerardo Balderas y Julio Cesar Porras, quienes supervisaron los allanamientos luego de la orden emitida por el Juzgado Décimo Segundo de Instrucción Penal y Liquidador de la capital. Tres de las cinco oficinas intervenidas están ubicadas sobre la avenida Cristo Redentor, mientras que las otras dos se encuentran en la avenida Grigotá.

Esta es una de las oficinas de Multipartes que fue allanada.

Durante los allanamientos se hizo un registro de la mercadería requisada, entre la que se encontró faros, suspensiones, rodamientos, crucetas, frenos, filtros y otros accesorios de vehículos.

“Hemos allanado cinco tiendas y vamos a hacer las investigaciones correspondientes. Hemos secuestrado algunos repuestos para compararlos (con los originales) (…). La empresa Toyosa hace la denuncia y los repuestos son de Toyota; vamos a verificar si son falsos”, dijo el fiscal Porras, al salir de la intervención en la oficina central de la importadora.

Las requisas en las oficinas de la importadora de autopartes se realizaron el viernes por la tarde.

Porras agregó que los fiscales se reunirán en la Fiscalía Departamental de Santa Cruz para concentrar la información recabada durante las requisas. Asimismo, comentó que los trabajadores de la empresa investigada accedieron a la intervención y colaboraron con los datos requeridos.

EL DEBER se contactó con la Gerencia Administrativa de Multipartes para conocer la  posición  de la empresa tras los allanamientos, pero solo se limitó a responder que “sus superiores sacarán un comunicado en las próximas horas”.





Comentarios