Escucha esta nota aquí

Tras la detención del proveedor Alberto "Chichito" Padilla, ha dado un vuelco la investigación por la adquisición de un sistema de vigilancia móvil con dron que la Alcaldía adquirió en 2014 por 630.000 dólares para la Policía. El fiscal Iván Ortiz reveló esta mañana que será citado el ex secretario de Defensa Ciudadana, José Canudas, en su calidad de exautoridad que estuvo a cargo del proceso de contratación, también debe declarar el representante de la empresa Westeco, Paúl Cuéllar, que vendió el material.

Ortiz indicó que ahora la investigación se centrará en los delitos de falsedad material e ideológica y uso de instrumento falsificado al hallarse en días previos documentos que prueban que los aparatos fueron adquiridos luego de la fecha de entrega, a fines de diciembre de 2014, dejando indicios de que todos los funcionarios actuaron en contra de las leyes.

No se descarta que nuevamente sean requeridos los encargados del proceso de licitación y selección, que son Marisabel Barrero, Johnny Huari y Ernesto Peterson, en especial este último que en tres audiencias guardó silencio.

Ortiz adelantó que también serán citados otros funcionarios de alto rango en la comuna cruceña como el ahora secretario Jurídico, José Negrete.

Canudas ahora funge como encargado de seguridad del Concejo Municipal donde no fue posible encontrarlo para que dé su parecer sobre la investigación, pero el concejal del MAS, Tito Sanjinez avaló que se reactive el proceso por cuanto hubo sobreprecio en la compra de los equipos, pues se conoce que el dron cuesta 60.000 dólares y fue vendido al gobierno municipal en 90.000 dólares.

“No podemos avalar esa usura, como concejal pediré en la sesión del lunes que a Canudas se lo aleje momentáneamente del cargo mientras dure la investigación, para no despertar susceptibilidades de que los concejales lo estamos protegiendo detrás de su cargo, lo mejor es darle vacaciones indefinidas”, acotó Sanjinez.