Escucha esta nota aquí


El fiscal departamental de Santa Cruz, Róger Mariaca, confirmó las cinco declaraciones de testigos referenciales y presenciales de la trágica muerte de los jóvenes Sarah Arauco Mendoza y Dágner Rojas Talamás, dentro de las investigaciones que llevan adelante en coordinación con la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv).

Mariaca manifestó que se trata de un hecho lamentable que requiere de una investigación responsable y objetiva para su esclarecimiento y, además, para dar tranquilidad a las dos familias que pasan por los momentos más duros.

El fiscal reconoció las declaraciones de testigos, como la de una de las amigas de Sarah, así como de otras personas que viven en el mismo condominio. 

Dijo que en este caso no hay a quién acusar ni imputar porque los dos jóvenes murieron. Confirmó que los estudios forenses establecieron que la pareja presenta lesiones en sus cuerpos hechas antes de la caída del piso 12 del condominio que habitaban en una zona céntrica de la ciudad.

Mariaca también informó que se han secuestrado los teléfonos celulares de la pareja y que son sometidos a desdoblamiento de llamadas a cargo de peritos. Además, se retuvo un motorizado que pertenecía a Dágner Rojas Talamás.

En cuanto a las declaraciones de testigos referenciales y presenciales, el fiscal dijo que se tiene previsto convocar a más personas a declarar, entre familiares y amigos del entorno de los fallecidos.

Una testigo considerada clave, que es la amiga íntima de Sarah, dijo que se conocían desde hace cinco años. Declaró que Sarah la llamó llorando la noche antes del deceso y le comentó que estaba muy angustiada por los celos  de su pareja. La testigo también declaró que Sarah y Dágner tenían planeado casarse el 11 de mayo. 


Comentarios