Escucha esta nota aquí

El gerente de la empresa Westeco, firma que es investigada en el caso dron, fue aprehendido hoy por orden de los fiscales de la Unidad Anticorrupción. Paúl Cuéllar tenía una orden de apremio, que no consiguió anular en dos oportunidades a través de su abogado.

Los fiscales Iván Ortiz y Fanny Alfaro, encontraron indicios suficientes en contra de Cuéllar y se espera que mañana sea presentado ante un juez cautelar que definirá su situación jurídica. Cuéllar es investigado en el caso de supuestos actos de corrupción en la venta del dron, que es parte del centro de monitoreo móvil que la Policía no aceptó de la Alcaldía y que se mantiene precintado en los predios de la exterminal. 

El hombre que aducía problemas de salud que el impedían presentarse a declarar, cuando estuvo frente a los fiscales hizo uso de su derecho constitucional al silencio. Luego fue llevado hasta las celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), donde pasará la noche.

De acuerdo con los indicios que acumularon los fiscales, la firma Westeco importó el dron y se lo vendió a Carlos Alberto Padilla, dueño de la empresa Army Security que se encargó de armar el centro de monitoreo móvil y que está detenido preventivamente en el penal de Palmasola.

Además del proceso en el caso dron, la Fiscalía investiga al menos otros dos contratos que suscribió Westeco con la municipalidad, por la venta de sistema computarizados para equipos policiales.