Escucha esta nota aquí

El fiscal departamental de Santa Cruz, Roger Mariaca, confirmó el inicio de una investigación de oficio contra el exdirector de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) de Santa Cruz, Álex Bedoya. El Ministerio Público indagará la denuncia presentada desde EL DEBER y que involucra a Bedoya con un cargamento de precursores químicos, material utilizado para la cristalización de droga.

La Fiscalía investiga la presunta orden dada por el exdirector de la Felcn para facilitar la circulación de un camión que trasportaba las sustancias controladas. Un capitán de la propia Felcn interceptó el vehículo entre los municipios de Cuatro Cañadas y Pailón y detectó el contenido de la carga, por lo que contradijo la orden de su superior.

“Inicialmente el Ministerio Público inició la investigación en contra del chofer del camión debido a que en el informe del investigador del caso sólo señalaba este hecho. Sin embargo, días después se conoció, a través de medios de comunicación, la presunta participación del exdirector departamental de la Felcn e inmediatamente ordenamos al fiscal anticorrupción iniciar de oficio la investigación con el fin de conocer la verdad de este hecho”, sostuvo Mariaca.

El pasado 22 de octubre, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, destituyó a Bedoya del cargo de director departamental de la Felcn de Santa Cruz. La Fiscalía imputó los delitos de Incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias en contra del exoficial. 

De acuerdo a los antecedentes, el 19 de octubre, efectivos policiales de antinarcóticos retornaban del municipio de Ascensión de Guarayos trans una intervención fallida en un laboratorio de droga.

En el trayecto encontraron un camión varado a orillas de la carretera que une a los municipios de Cuatro Cañadas y Pailón. En una breve conversación con el chofer, éste mostró un nerviosismo llamativo. También se encontraba en el lugar un gomero que trataba de arreglar una llanta pinchada.

En la requisa se encontró precursores químicos en estado sólido y líquido. En concreto, se reportaron 300 kilos de soda cáustica, 325 kilos de cloruro de calcio, 1.975 kilos de meta bisulfito y 90 kilos de úrea, además de 2.400 litros de acetato de etilo y de 1.656 kilos de ácido sulfúrico. El chofer no contaba con los permisos necesarios para el traslado de las mencionadas sustancias.

El oficial llamó al coronel Bedoya para informarle del hecho, el jefe policial dispuso la orden para que el camión interceptado siga su camino. El uniformado no acató esa orden y aprehendió al chofer del camión, según un informe enviado a la Inspectoría del Comando General de la Policía.

El chofer David C. R. fue aprehendido y trasladado a la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, donde fue cautelado y enviado con detención preventiva al penal de Palmasola. Por su parte, el gomero fue liberado ya que se evidenció que solo fue contratado para arreglar el vehículo.

Comentarios