Escucha esta nota aquí

Este lunes se cumple el cuarto día desde que se produjo el secuestro y tortura de un grupo conformado por periodistas, policías y civiles en la zona de Las Londras, en la provincia cruceña de Guarayos y pese a que se tienen pruebas y argumentos, las autoridades nacionales todavía no capturaron a los autores del hecho, por lo que la Asociación de Periodistas de Santa Cruz se ha declarado en emergencia.

El gremio lamenta "la brutal emboscada, secuestro y tortura de seis trabajadores de la prensa de Santa Cruz, además de la destrucción de sus herramientas de trabajo, a cargo de un grupo irregular armado, sin conocerse hasta ahora ningún resultado efectivo de las investigaciones de los órganos estatales que deben garantizar la integridad de los ciudadanos y la libertad de prensa".

El viernes, Adalberto Rojas, director departamental del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), visitó a los campesinos que se asentaron en el predio Las Londras, pero la reunión se llevó a cabo en el municipio de Ascensión, donde fue recibido entre aplausos. En las imágenes captadas ese día, se observa a un hombre identificado como uno de los secuestradores caminar junto al director del ente agrario.​​​

En este sentido, anunciaron que se presentará una denuncia ante el Ministerio Público para que se capture a la persona identificada por las propias víctimas del secuestro.

Piden que el secuestrador sea capturado y sometido a un proceso penal, así como revelar la identidad de los otros autores, cómplices y encubridores de los hechos ocurridos el pasado jueves, 28 de octubre de 2021.

La denuncia también también será presentada ante diversos organismos internacionales de defensa de la libertad de prensa y del derecho a la información.

El tema fue abordado en EL DEBER Radio:Los periodistas condenan también que este ataque se califique como altercado y en un comunicado expusieron que "fue secuestro y tortura, ningún altercado", tomando en cuenta que este último calificativo fue el expresado por el comandante nacional de la Policía, Jhonny Aguilera.

Asimismo, el sector manifiesta su preocupación por la falta de atención estatal efectiva a la demanda de justicia de las víctimas y de garantías al ejercicio del periodismo en Bolivia.

La madrugada del sábado, 200 efectivos fuertemente armados ingresaron a Las Londras, pero no encontraron ni detuvieron a nadie, pese a un rastrillaje por toda la zona. Hasta la fecha, la Policía no se refirió sobre la supuesta identificación de uno de los encapuchados.

La Fiscalía inició una investigación de oficio por los delitos de portación ilícita de armas de fuego, secuestro y lesiones graves y leves. 

Seis periodistas y dos policías declararon hasta el momento y todos coincidieron en que fueron encañonados, ultrajados y amenazados de muerte por sus secuestradores en Las Londras.

Comentarios