Escucha esta nota aquí

El fuego avanza y sigue causando más destrozos en Samaipata. En una inspección de hoy en la mañana por parte del personal de la alcaldía se evidenció que las llamas dañaron las cañerías de agua que abastecían a parte de la población de San Juan de Rosario, en el lugar viven 150 familias. Aunque una parte, aún tiene el servicio, pues se abastece de otra vertiente que  está sin dificultades.  

Por otra parte, desde el pasado domingo la población de El Empinado, en el mismo municipio, está sin suministro de agua. Este se cortó debido a que el fuego igual quemó las cañerías. Por ello, hasta la fecha más de 20 familias reciben agua por cisternas que llevó al lugar la Gobernación cruceña. 

El alcalde de Samaipata, Flavio López detalló que la comunidad San Juan de Rosario está a salvo del fuego mientras que en El Empinado sí hay riesgo por lo que ayer ya se envió una brigada de bomberos. 

Además, López alertó que por el avance del fuego también hay riesgo en la población del Pajonal que está en una triple frontera entre Samaipata, Quirusilla y Postrervalle, por lo que se está pidiendo ayuda aérea al gobierno nacional. 

"A la zona del Pajonal no hay cómo entrar a controlar. Es serranía. Vamos a coordinar con los otros alcaldes para empezar las gestiones ayuda aérea", sostuvo la autoridad.