Escucha esta nota aquí

A diferencia de anteriores paros, el de ayer se desarrolló con menos incidentes, a excepción de conductores en estado de ebriedad que embistieron a personas ubicadas en un par de puntos de bloqueos, La Doble Vía a La Guardia y Colinas del Urubó, además de ciudadanos que agredieron a un equipo de prensa de la Red Uno en la intersección de la avenida Piraí y segundo anillo.

Como ya es costumbre, las comparsas carnavaleras iniciaron los puntos de bloqueo de medianoche hasta las seis de la mañana y durante el resto de la jornada disminuyó la cantidad de personas obstaculizando las vías; en lugar de ellas se colocaron llantas, troncos, piedras, etc., sin embargo, se mantuvo la ausencia de vehículos.

El primer y tercer anillo estuvieron más despejados, mientras que en el segundo y cuarto la gente se apostó para impedir el tránsito, pero con una actitud menos agresiva que en anteriores paros, especialmente cuando se trataba de ambulancias y Policía. Los grandes mercados de la ciudad permanecieron cerrados, pero los pequeños negocios abrieron y los mototaxistas de los barrios trasladaron gente hasta el centro.

El Tribunal Electoral Departamental siguió empadronando, pero con mayor custodia policial como medida preventiva.

Más sobre el tema:

Comentarios