Escucha esta nota aquí

Al igual que a muchos, la pandemia por coronavirus les ha obligado a suspender su celebración de aniversario. La Fundación Síndrome de Down (Fusindo) cumple 27 años y cambia los agasajos por las campañas que claman a la solidaridad de la población.

La vocal del directorio, Lorena Limpias, recuerda que, al igual que todos los centros educativos, Fusindo se vio en la necesidad de cerrar sus puertas temporalmente por la seguridad de sus estudiantes. A pesar de eso, los gastos de salarios y mantenimiento del edificio continúan y recurren a la generosidad de la población para poder cubrirlos.

Fusindo atiende a casi 300 personas con síndrome de Down. En los talleres de estimulación temprana, que también incluye fisioterapias y fonoaudiología, asisten un estimado de 50 menores. 

Cuenta también con un centro de escolarización para niños de entre 6 y 15 años, que atiende a unos 180 estudiantes.

Las actividades de la fundación se complementan con los talleres de terapia ocupacional destinados a personas mayores de 15 años. Se contaba con la participación de unos 60 jóvenes que aprendían diversos oficios. 

Limpias resalta que fruto del trabajo de capacitación e integración social que realizan ya han conseguido que un grupo de estos jóvenes se integre como fuerza laboral en diversas empresas.

A pesar de la cuarentena, los servicios de medicina general y odontología siguen vigentes y atienden, previa consulta en el centro ubicado en el Barrio Belén. También mantienen activo el servicio de atención psicológica.

“Las personas con síndrome de Down son muy metódicas, aprenden imitando y les gusta la rutina. Con la pandemia, al estar dentro de casa sin movimiento, se agudizan los problemas depresivos”, dice Limpias y advierte sobre la importancia de reforzar la contención emocional de estas personas para que no decaigan durante el encierro. “Hay que buscarles oficio dentro de casa”, recomienda.

Fusindo impulsa la venta de pipocas dulces como forma de recaudar fondos que alivien las necesidades económicas de la institución. Para septiembre lanzarán otra campaña llamada ‘Germinando vida’, que consiste en la venta de plantas de hierbas como orégano, perejil, menta, albahaca, entre otras. Para apoyar al Fusindo existen dos teléfonos de contacto 77313764 o 75667677.