Escucha esta nota aquí

Por instructiva del alcalde Percy Fernández, guardias municipales y otros funcionarios de la comuna han salido a las calles para ayudar en el control del tráfico de vehículos en el centro cruceño, congestionado por los trabajos que se ejecutan en el primer anillo para la implementación de los Buses de Tránsito Rápido (BRT).

En los últimos días, los conductores han tenido que lidiar con embotellamientos que llegan hasta el segundo anillo, pues en el afán de esquivar las obras en el primer anillo acaban ocasionando atolladeros en las vías aledañas.

Esta situación llevó en días pasado al burgomaestre de la ciudad a pedir paciencia y comprensión a la población capitalina y, al mismo tiempo, solicitar que se respeten los desvíos.

A este llamado se sumó la presidenta del Concejo Municipal, Angélica Sosa, que difundió un video en el que explica que las obras forman parte del ordenamiento de la ciudad y que, por instrucción del alcalde, personal de la Alcaldía se sumará a las tareas del control del tráfico en los lugares donde se están ejecutando los trabajos.

En este sentido, desde el mediodía de ayer se observó a gendarmes guiando a los conductores por los desvíos habilitados, con la ayuda de silbatos.

“Estamos todos en estos momentos, después de una explicación amplia que nos dio el alcalde, abocados a estar en las calles.

Estarán con un ejército (de funcionarios) los secretarios de Seguridad Ciudadana y de Movilidad Urbana ayudando a los conductores en los desvíos y ordenando el transporte, que en estos momentos se complica (por las obras), lo que presenta lógicamente molestias a quienes no están acostumbrados a las obstrucciones en lugares tan céntricos”, expresó Sosa. Insistió en el pedido de disculpas por el caos vehicular.

Tags

Comentarios