Escucha esta nota aquí

El anuncio de la cuarta ola dejó de ser un anuncio para convertirse en la amenaza latente de un nuevo turbión de contagios. La aparición de 506 nuevos infectados en la jornada del 4 de noviembre motivó que la Gobernación cruceña convoque a una reunión interinstitucional de emergencia para exponer la situación en la que se encuentra del departamento y las falencias que se deben corregir para evitar daños mayores entre los cruceños y cruceñas.

El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Erwin Viruez, precisó que no se trata de la instalación del Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), sino de una convocatoria realizada a los entes que tienen que ver con la situación epidemiológica para matizar diferentes aspectos que incidirían en el nuevo turbión de contagios; la premisa es colocar los 'defensivos' donde corresponde.

"Hoy vemos que el uso de barbijo ya no es rutina, establecimientos públicos y privados, centros de expendio de alimentos y personal que manipula alimentos que no usa el barbijo. Eso es preocupante porque van a quedar insuficientes los esfuerzos que se hacen para contener el impacto de la cuarta ola", matizó la autoridad cruceña.

Además, observó que hay actividades que se han generado estas ultimas semanas, fechas que coinciden con actividades sociales y que concentran personas y que no usan barbijo, por lo que convocó tanto al sector público como privado a asumir la responsabilidad en la exigencia del respeto a los protocolos de bioseguridad, donde también se contempla el distanciamiento y el lavado de manos.

Del mismo modo, se apunta a dar recomendaciones a los municipios, a las actividades sociales innecesarias que concentran personas y la falta de compromiso de quienes se exponen al contagio en un momento en el que se precisa reactivar la economía, por eso el llamado a la responsabilidad tuvo también un tono de exigencia y de 'jalada de orejas' por parte de Viruez.

El director del Sedes exteriorizó que en otros países ya se exige el carné de vacunación, por lo que la instancia de análisis también apunta a abordar este asunto, pero más enfocados en fortalecer las estrategias para alcanzar a nuevos beneficiarios, ya que el 40% de la población vacunable en Santa Cruz no recibió ninguna dosis contra el coronavirus.

En este sentido, también precisó que hay lotes suficiente de la vacunas de Sinopharm y Sputnik, a tiempo de exponer que la convocatoria también está abierta a las personas de 16 y 17 años, a quienes les corresponde la vacuna de Pfizer.

"Las estrategias están dadas, hay dosis suficientes", concluyó la autoridad.

Carlos Hurtado, gerente de Epidemiología del Sedes, informó con preocupación la súbita escalada de los contagios (506 nuevo infectados en las últimos horas) por el descontrol de la población, como en los mercados, cementerios, estadios y lugares de concentración masiva.

Esta cifra se posiciona en la más alta en los últimos 3 o 4 meses, dando un índice de positividad del 19%.

Comentarios