Escucha esta nota aquí

La preocupación por los constantes asentamientos y avasallamientos en la Chiquitania mantiene en alerta a las autoridades departamentales y a pobladores de la región. El gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, considera un problema de absoluta prioridad la toma de tierras que debe ser analizado y resulto de manera urgente.

El secretario de Desarrollo Económico de la Gobernación, Luis Fernando Menacho, adelantó una reunión de emergencia con las instituciones y los representantes de los sectores productores del departamento de Santa Cruz. Este martes tendrá un encuentro con los representantes de entes productivos, como Fegasacruz y Anapo, para analizar la problemática y anticipar la mencionada reunión.

Los aspectos que preocupan a las autoridades abarcan desde la inmediata inspección a las zonas avasalladas, hasta ofrecer apoyo legal a los afectados. Incluso se considera acelerar el proceso de convocatoria a la Comisión Agraria Departamental como mecanismo necesario para contener la toma de tierras.

"Los avasallamientos son un problema que tenemos que resolverlo entre todas las instituciones cruceñas. El Cabildo del 4 de octubre del 2019 dio un mandato a todas las autoridades cruceñas y es nuestra obligación ejecutar todas las determinaciones que emanen del pueblo cruceño”, señaló el gobernador Luis Fernando Camacho.

El día sábado, la Nación Chiquitana se pronunció también ante los avasallamientos que se han producido en su áreas protegidas. Entre los cinco puntos expresados, el comunicado propone la instalación de la Comisión Agraria y la dotación preferente de tierras a los oriundos de la zona.

​​"Al parecer el INRA y la ABT han secuestrado a estas dos deidades (El Jichi y el Dueño del Monte),  ya que la población chiquitana en el territorio está sintiendo la furia que emana de estos seres sobrenaturales, comprometiendo el futuro del territorio.  No es ajeno a nadie, que desde estas instancias emanan todas las afectaciones a nuestro territorio y a nuestra gente”, señala el comunicado.

Comentarios