Escucha esta nota aquí

El secretario de Asuntos Jurídicos de la Gobernación de Santa Cruz, Efraín Suárez, salió a aclarar dudas sobre el caso 'Publicidad Fantasma' y por el cual son procesados Rubén Costas, Roly Aguilera y Manuel Saavedra, todos de Demócratas.

A decir de Suárez, la denuncia hecha por la Gobernación, actualmente bajo el mando de Luis Fernando Camacho, no es un asunto político, sino un tema institucional.

"No es un cálculo político, sino institucional. Si hubiera sido político no hubiésemos hecho la denuncia porque sería darle palestra a Rubén Costas", manifestó Suárez en entrevista con el programa Influyentes, de EL DEBER Radio.

En la entrevista, el secretario hizo una reseña de todo el caso, desde el momento en el que se detectaron supuestas irregularidades en la gestión de Rubén Costas y que salpica también a otra figuras visibles del Movimiento Demócrata Social, el excandidato a alcalde Roly Aguilera y el concejal Manuel Saavedra, a quienes se investiga por un supuesto desvío de fondos de Bs 700.000 para financiar la campaña del partido verde en las elecciones subnacionales.

Suárez es el principal vocero de la parte acusatoria, en este caso es la Gobernación. Mide sus palabras y maneja con pinzas el asunto al referir que es el Ministerio Público el encargado de establecer los pasos a seguir en esta investigación. 

Por ejemplo, aclaró que la Gobernación cruceña en ningún momento ha pedido la detención de Rubén Costas, sino que la denuncia se hizo por un principio de justicia y porque es una competencia de las autoridades que manejan la institución cruceña, por lo que espera que todo se desarrolle de manera limpia en lo público y lo jurídico

Vea la entrevista:

Para reforzar sus palabras, Suárez recordó que en el allanamiento realizado por la Fiscalía a las oficinas de Demócratas no se encontraron documentos que relacionen al partido con la empresa Cisneros, desde donde se hacen las gestiones para el pago de publicidad digital.

Además, puso sobre la mesa una de las partes más sonadas de la declaración de Giovanni Gamarra, responsable de la empresa Cisneros, en la que admite que en la cuenta de publicidad de la Gobernación había contenido del partido que lidera Rubén Costas.

Respecto a las declaraciones del exgobernador sobre la injerencia del peruano Wálter Chávez en la Gobernación, Suárez fue escueto, pero conciso, al decir que Chávez no toma parte en las decisiones que se asumen desde el ente departamental, aunque -una vez más- no se desmintió si es o no asesor de Luis Fernando Camacho.

Entretanto, el exgobernador Costas afirmó que  Wálter Chávez estaría detrás de las denuncias que pesan en su contra y que impulsa la actual administración departamental, a tiempo de señalar que no teme ir a la cárcel y advertir sobre una campaña para dividir a la institucionalidad cruceña. 

Comentarios