Escucha esta nota aquí

Para la Gobernación de Santa Cruz, representada por su asesora de Gestión, Alejandra Serrate,  el allanamiento de esa institución realizada por la Fiscalía el martes pasado fue descrito como abusivo, desproporcionado y exagerado.

“Lamentamos muchísimo que el Ministerio Público no actúe de la misma manera con otros casos de corrupción y donde se ven involucrados actores del partido de Gobierno”, manifestó Serrate en conferencia de prensa.

Sostuvo que se trató de un error administrativo (la publicación del decreto 373, que facultaba a un secretario a asumir funciones del Gobernador, en su ausencia), y que no hubo usurpación de poderes, puesto que el vicegobernador Mario Aguilera asumió como gobernador en ejercicio.

“Nosotros reconocimos el error, lo subsanamos de manera inmediata y, aún así, el masismo insiste en una arremetida contra la Gobernación”, argumentó.

Para Serrate, la actuación del Ministerio Público ha vulnerado derechos y  como el de la igualdad ante la ley, tomando en cuenta que se acelera este proceso impulsado desde el masismo.

Comparó la situación de la gobernación de Potosí, donde existen “graves indicios de corrupción y daño económico, y corresponde un firme pronunciamiento de nuestras autoridades”, además hizo referencia a casos como el de Las Londras y los avasallamientos de tierras en la provincia Guarayos, en los que no se ve la intervención de la Fiscalía.

“Tenemos claro que la ley no es igual para todos y sabemos que lamentablemente la justicia está sometida al gobierno del MAS”, afirmó.

Serrate manifestó que la Gobernación continuará su gestión transparente y protegerá su institución.

Comentarios