Escucha esta nota aquí

La Gobernación de Santa Cruz anunció este lunes la adquisición de 100.000 pruebas rápidas para diagnosticar coronavirus y la distribución de cuatro millones de barbijos a la población durante un mes, con la finalidad de evitar que siga la propagación de la pandemia.

“La crisis no fue solo hace dos meses, la crisis más dura es ahora, cuando se necesitan los recursos, los implementos ante la pandemia y si no los tenemos inmediatamente lo vamos a lamentar profundamente”, reflexionó el gobernador Rubén Costas.

Detalló que los cuatro millones de barbijos serán entregados a 500.000 personas dos veces por semana, mientras que las pruebas rápidas irán destinadas al personal de primera línea para perseguir el entorno de contagios y evitar su crecimiento.

La autoridad ratificó la exigencia para la restitución del 12 por ciento de los recursos por concepto del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), recalcando que esos recursos serían muy útiles para enfrentar la contingencia y que no se deben escatimar esfuerzos si es que se quiere dejar la cuarentena rígida el 15 de junio.

“Hay un agotamiento, nosotros sentimos en carne propia cuando un ciudadano o una ciudadana contrae este mal, y cuando muchas familias sufren las consecuencias de un ser querido, pero esto no nos puede bajar los ánimos, tiene que renovar nuestro espíritu”, expresó el gobernador.

Admitió que es “tremendamente dramático” lo que se está viviendo en Santa Cruz e informó que el hospital de Montero será específicamente para combatir el Covid-19, por lo que se contratarán a 721 profesionales de salud, a la par de acelerar el acondicionamiento del espacio.

También explicó que el Hospital Japonés será destinado únicamente para atender a pacientes infectados por el coronavirus, a la par los dos domos para 78 unidades de terapia intensiva, que esperan la dotación de respiradores comprometidos por el Gobierno nacional.

No bajemos la guardia, sigamos adelante. Será duro, está siendo demasiado duro, pero llegará el momento en el que podamos tener de nuevo esas cosas que nos caracterizan en el oriente, la alegría, la solidaridad y el abrazo afectivo con los familiares y los amigos”, subrayó Costas.