Escucha esta nota aquí

Herland Soliz, secretario de Hidrocarburos de la Gobernación de Santa Cruz, anunció este viernes que se encuentran gestionando la compra de 200 litros de retardantes de fuego para rociar sobre las llamas y evitar que los focos apagados sean reactivados en la Chiquitania. Agregó que a parte, están recibiendo otros 1.000 litros en calidad de donación. 

Agregó que la decisión fue asumida ante el cansancio que existe en los bomberos y voluntarios que trabajan sin descanso en la Chiquitania, ya que los incendios controlados son reactivados. Dijo que, pese al trabajo, los focos de calor en la región se incrementaron hasta 51, cuando el lunes existían apenas cinco.

“Los propios bomberos pidieron usar otros métodos, otras tecnologías que ayuden a mitigar el fuego, para eso estamos gestionando la compra de 200 litros de retardantes de fuego, aparte la empresa no está donando otros 1.000 litros. Estos son aditivos que se mezclan con el agua en mínimas cantidades”, señaló Soliz.

El secretario de Hidrocarburos de la Gobernación explicó que los retardantes de fuego que están siendo adquiridos serán usados por los bomberos que combaten el fuego en tierra con mochilas y esperan que el material pueda llegar desde Buenos Aires a más tardar lunes 9 de septiembre.  

Agregó que estos retardantes son biodegradables, no contienen flúor y permite extraer el oxígeno en la zona esparcida y resta la posibilidad de que el fuego se reactive por un lapso de 10 días, situación que permitirá a los bomberos llegar a más áreas.

Te puede interesar: 

Un helicóptero Chinook se suma al trabajo para apagar el fuego en la Chiquitania

Bolivia y otros 5 países se reúnen en Colombia en defensa de la Amazonia

Un helicóptero Chinook se suma al trabajo para apagar el fuego en la Chiquitania

 

 

Comentarios