Escucha esta nota aquí

Catorce camiones con 71 toneladas de alimentos y kits de medicamentos llegaron a los municipios de San Carlos y Buenavista, declarados zona de desastre a causa de las lluvias del pasado fin de mes.

Once de los vehículos son para beneficiar a 2.000 familias de los seis distritos de Buenavista, mientras que a San Carlos llegaron los otros 3 camiones para 1.600 damnificados.

Un total de 3.600 familias recibirán esta ayuda a partir del lunes. Además, las brigadas médicas brindarán atención en las zonas afectadas durante tres días

“Estuve personalmente revisando todos los destrozos que hubo por la zona, especialmente en el agro y en los caminos (…) Valió la pena para conocer esta dramática situación”, expresó el gobernador Rubén Costas durante la entrega de los alimentos realizada el viernes.

Estoy seguro que Buenavista ha sido el municipio más afectado por las lluvias y con mucha satisfacción tenemos respuesta a nuestros pedidos”, dijo el alcalde de este municipio, Bladimir Chávez durante la recepción de los alimentos.

De igual manera las provisiones llegaron al municipio de San Carlos donde también las lluvias pusieron en emergencia a las autoridades.

Cada beneficiario tendrá 5 kilos de harina, 5 kilos de arroz, 2 kilos de frejol, un kilo de sal y un litro de aceite; esta entrega beneficiará a los cinco distritos del municipio”, detalló uno de los técnicos de la gobernación durante la entrega en San Carlos.

En la provincia también se declararon en zona de desastre los municipios de San Juan y Yapacaní y los damnificados aguardan la llegada de ayuda de alimentos, semillas, y otros insumos que solicitaron tanto al gobierno departamental como al nacional.

Comentarios