Escucha esta nota aquí

Ambicioso. El nuevo plan de contención y mitigación del coronavirus para el departamento cruceño impuso metas altas a la Gobernación de Santa Cruz en una época de crisis, no solo en materia de salud, sino también de recursos económicos, pero además en plazos cortos.

Presentado por el secretario departamental de Salud, Fernando Pacheco, el plan se aceleró ante el diagnóstico: la tercera ola ya está escena, y el pico será a fines de mayo e inicios de junio, se espera en ambos meses más de 57.000 casos, y 1.140 decesos.

El gobernador Luis Fernando Camacho anunció una inyección de recursos de Bs 17 millones solo en mayo, para contener esa tercera ola.

“Ya tenemos un plan de contingencia. Vamos a masificar los puntos de vacunación, implementaremos camas, terapias intensivas, y también los puntos de las pruebas, para masificación y descentralización”, dijo, a tiempo de asegurar que su prioridad es dar certezas a la población.

Pacheco explicó que la idea es resolver en el corto plazo por la gravedad de la situación.

“En relación a los demás departamentos, nosotros llevamos la delantera en casos positivos. Desde que empezó la pandemia fuimos el departamento más golpeado del país, con 36% de los casos positivos nacionales, y el 43% del total de muertes por Covid-19”, ilustró.

Por la mañana, el presidente Luis Arce, anunció la llegada de 1,5 millones de vacunas al país, entre Sputnik V y Sinopharm, que llegarán progresivamente a partir de hoy. Se anunció la apertura de más centros de vacunación masiva y de reuniones entre el Ejecutivo nacional y gobiernos subnacionales para coordinar la aplicación.

Más carencias

Pacheco además, en su plan de contingencia, remarcó una serie de carencias del sistema de salud del departamento.

Mencionó la falta de coordinación entre los diferentes niveles del Estado y un presupuesto insuficiente. En este sentido, Camacho llamó a la unidad a las tres instancias de gobierno, para poder salvar la vida de los bolivianos.

Otro problema fue la amenaza del cierre de las Unidades de Terapia Intensiva (UTI) por la deuda de sueldos de tres meses y la finalización de los contratos.

“Son 386 profesionales en salud, entre médicos y enfermeras, con contratos del Ministerio de Salud, a través de la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (Aisem) y también tenemos nosotros como Gobernación 303 profesionales, pagados con recursos de los remanentes del Seguro Único de Salud (SUS)”, dijo.

Según Pacheco, hubo un riesgo inminente de que por falencias de recursos humanos se cierren algunos domos de los hospitales de tercer nivel, sin embargo, acordó con el viceministro de Salud, Álvaro Terrazas, la continuidad de los contratos de Aisem. “Además hemos solicitado que se amplíe el número porque Santa Cruz necesita más recursos humanos para dar atención”, agregó Pacheco.

Otra deficiencia en el sistema de salud detectada por la nueva gestión departamental tiene que ver con la insuficiencia de las UTI.

El informe de Pacheco registró solo 39 camas para cuidados intensivos Covid-19 y 35 no Covid-19, dentro del sistema público de salud, que en total arrojan 74 espacios para pacientes de gravedad.

Sin embargo, los estándares internacionales recomiendan una cama UTI por cada 10.000 habitantes. Según los datos del Instituto Nacional de Estadísticas, Santa Cruz tiene 3.370.100 habitantes, lo que implicaría la necesidad de 337. Es decir que, por ahora, el departamento solo tiene el 21,9% de las camas requeridas para una óptima respuesta sanitaria.

Tenemos una capacidad de expansión de 32 unidades más porque ya hay capacidad instalada en los domos, tanto del Japonés como del San Juan de Dios”, dijo Pacheco.

Como estrategia para dar solución inmediata a esta problemática, la Gobernación completará, de manera escalonada, la adquisición del equipamiento necesario para mejorar la capacidad resolutiva de las UTI.

De acuerdo al secretario departamental de Salud, se procederá a la habilitación de 15 nuevas UTI en primera fase, 8 en esta semana, en el Domo 1 del Japonés, con recursos propios departamentales. Las siete unidades restantes estarán listas hasta el 31 de mayo.

La vacunación, que debería ser una solución, también figura en la lista de los problemas de Santa Cruz. “Hay centralización en el proceso de adquisición, déficit de recursos humanos, la cadena de frío insuficiente en el departamento, insuficiente cantidad de puntos de vacunación”, dijo Pacheco.

Actualmente, el departamento cuenta con 25 puntos de vacunación en la ciudad y 53 en las provincias, con una capacidad de inmunización de 10.000 personas por día. El objetivo es tener 75 puntos en la capital cruceña, y 100 en el área rural, con la finalidad de incrementar las personas vacunadas por día, a 25.000, e incluso a 30.000 por día.

Por ahora, la población objetivo es de 1.988.115 personas en Santa Cruz, pero en los más de tres meses de dotación de las vacunas, según la Gobernación, el Estado solo entregó 307.228 dosis, que alcanzan para el 7% de los ciudadanos.

Es importante recalcar que, si bien tenemos el 3,5% de la población vacunable con las dosis completas; probablemente sea mayor el porcentaje porque existe un sub registro y a eso empezaremos a dar solución inmediata con una auditoría”, indicó Pacheco.

La estrategia para la problemática de la vacunación incluye desde gestiones de adquisición hasta la donación de vacunas con los fabricantes y la cooperación internacional, para dar cumplimiento al Plan Departamental de Salud.

Otra falencia se relaciona con el diagnóstico der la Covid-19, ya que Santa Cruz solo cuenta con Cenetrop, que depende del nivel central, y El Remanso, en infraestructura municipal.

El plan de contingencia apunta a que el hospital Japonés tenga su propio espacio para la toma y procesamiento de las muestras hasta el 30 de junio, que El Remanso atienda 24 horas y que se implemente la prueba de antígeno nasal en los establecimientos de primero y segundo nivel, en coordinación con el Municipio.

Alcaldía

El burgomaestre Jhonny Fernández anunció su viaje a La Paz para reunirse con autoridades de Gobierno, a fin de gestionar pruebas de antígeno nasal, vacunas contra la Covid-19, ítems de salud para la ciudad y también para buscar la aprobación de una donación de vacunas Johnson & Johnson.

Para Fernández, lo inmediato será atender la crisis sanitaria. Fernández apunta a abrir dos centros de detección de la Covid-19, como los que hay en el cambódromo y en el Plan 3.000.

Ayer, el concejal Manuel Saavedra presentó un proyecto de resolución municipal que instruye al alcalde la suscripción de contratos para adquirir vacunas contra el Covid-19.

El legislador manifestó su preocupación porque las unidades de terapia intensiva en la ciudad están por ser rebasadas, mientras que el Gobierno Municipal tiene ambientes en 68 centros de primer nivel, para que se habiliten puntos de vacunación. A un ritmo de la aplicación de 20.000 vacunas, en 50 días se podría lograr la inmunización del millón de cruceños que necesitan las dosis.

El secretario municipal de salud Roberto Vargas dijo que se habilitarán esta semana cuatro puntos de vacunación masiva en unidades educativas, para aumentar la capacidad, uno en cada distrito, pero no detalló en cuáles.


Nuevo lote de vacunas

Desde el Gobierno nacional se anunció la llegada, para hoy, de un millón de dosis de Sputnik V y Sinopharm, que serán distribuidas a las distintas regiones a partir del miércoles.

La instructiva es que se priorizará la vacunación anticovid en ciudades capitales del país y luego se pasará a localidades intermedias, según informó ayer el presidente Luis Arce en conferencia de prensa.

El mandatario destacó que es la primera vez que llegarán cargamentos tan grandes de las dosis, razón por la que instó a agilizar su aplicación, incluso abriendo la posibilidad de habilitar puntos móviles de vacunación.

Los mayores de 50 años podrán vacunarse desde este jueves, según el ministro de Salud, Jeyson Auza.



Comentarios