Escucha esta nota aquí

La coordinadora del Programa de Manejo de Fuego de la Gobernación de Santa Cruz, Yovenka Rosado, propuso a la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT) decretar una pausa a los permisos de quemas controladas mientras persistan las alertas por el riesgo alto de incendios. El 42% del departamento se mantiene en riesgo extremo o muy alto de ocurrencia de incendios forestales, informó.

Actualmente, tres incendios forestales movilizan a los bomberos de la Gobernación. En el municipio de Pailón se atienden dos siniestros, mientras que en Charagua uno de gran preocupación. Hasta allí se desplazó otra unidad de bomberos de la Gobernación para combatir las llamas.

Rosado explicó que, además de bomberos, se envió retardantes y tanques con agua. La responsable del Programa de Manejo de Fuego considera necesario que la ABT declare una pausa en la autorización de quemas y que se fiscalice cada una de las que se vienen practicando.

El departamento se mantiene con alerta amarilla ante lo que sería el inicio de un periodo crítico de quemas e incendios, apunta Rosado. Actualmente, y "debido a los vientos fuertes, la época de sequía y heladas que hemos sufrido" casi la mitad del departamento se encuentra con riesgo extremo o muy alto de sufrir incendios forestales, manifestó.

Desde la Gobernación, se insiste en la necesidad de investigar el origen de los incendios y, cuando corresponda, iniciar las acciones legales consiguientes.

Desde enero hasta la fecha se han reportado 108 emergencias por incendios forestales y de pastizales. En el mismo periodo de tiempo, el Sistema de Alerta Temprana de Incendios Forestales registra 8.241 focos de quema en la región. Los municipios con mayor cantidad de focos son San José de Chiquitos, Santa Rosa del Sara y San Ignacio de Velasco.

Comentarios