Escucha esta nota aquí

La directora de Recursos Naturales de la Gobernación de Santa Cruz, Aidita Montaño, exigió a las "instituciones con competencia legal" acciones inmediatas para sancionar a los que provocan quemas y evitar que los incendios continúen.

Montaño lamenta el "aumento progresivo en la cantidad de emergencias por incendios forestales registradas en los últimos días".

Ayer miércoles se detectaron cinco nuevas emergencias, lo que eleva la cantidad de incendios en el año a 167. Fruto de estos incendios se han consumido más de un millón de hectáreas, algunas de las cuales corresponden a áreas protegidas.

Montaño denuncia la persistencia de acciones como las quemas ilegales de chacos y cordones a pesar de la pausa decretada por las autoridades de la ABT. También se han observado incendios en áreas protegidas donde está prohibido hacer quemas.

"Exhortamos a las instituciones con competencia legal que puedan hacer rastrillaje y monitoreo en las zonas afectadas y puedan sentar precedentes, para así evitar nuevos incendios forestales", dijo Montaño y lamenta que las sanciones establecidas por ley sean mínimas.

La directora de Recursos Naturales de la Gobernación califica de leves las sanciones establecidas para las personas que chaquean de modo ilegal puesto que la multa asciende a "veinte centavos de dólar por hectárea". A eso se suma las sanciones penales que estipulan de 2 a 6 años de cárcel por provocar incendios, penas que rara vez se hacen efectivas.

"Pedimos priorizar los municipios que son vulnerables para que no vuelvan a surgir nuevos incendios", dijo. La intensidad de los incendios ha obligado a militares, guardaparques, técnicos municipales, bomberos voluntarios e instructores de bomberos a trabajar arduamente. "Se encuentran desgastados", comentó la autoridad.

En el reporte de este jueves se contemplan 13 emergencias, dos menos que ayer, y la afectación a cuatro áreas protegidas en San Matías, San Ignacio, San Javier y Puerto Suárez.

Comentarios