Escucha esta nota aquí

La confusión se apodera de la ciudadanía ante la duplicidad de discursos por parte de las autoridades. Por una lado, la Gobernación y el Servicio Departamental de Salud (Sedes) anuncian que desde el lunes regirá una limitación en el horario de circulación, hastas las 22:00 horas. Por otro lado, la Alcaldía pausa la medida y alega que es el COEM quien determinará las disposiciones finales.

Con el cruce de declaraciones, que se ha intensificado en las últimas horas, la incertidumbre se apodera de la población que desconocen quién definirá finalmente la medida.

Por parte del Gobierno departamental señalan que tanto el Gobernador, como Marcelo Ríos y otras autoridades están de acuerdo con ir paulatinamente asumiendo las medidas que ameriten ante el inminente rebrote, para cuidar a la población. Se quiere llegar a Navidad y fin de año sin problemas de tránsito y con la tasa de contagios controlada.

Para ello, en la reunión del Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) se "han consensuado las medidas en base a la proporcionalidad y a la capacidad de contención", explica Marcelo Ríos. 

Revela que fue la Alcaldía quien "propuso que sea el lunes (el inicio de la restricción) para que se concrete con los sectores las medidas". La autoridad del Sedes considera que la reunión de esta tarde servirá para explicar las justificaciones técnicas y "socializar las medidas que deben regir desde el lunes".

Desde el Gobierno Municipal, el director del COEM, Emiliano Cronenbold posterga la aprobación de las medidas hasta la reunión de esta tarde, cuando el ente municipal se reúna con los diversos sectores para explicar las nuevas determinaciones y que estas sean aplicadas por consenso.​

Sorprende la discrepancia puesto que la alcaldesa interina, Angélica Sosa, como máxima autoridad del municipio, junto a su equipo colaborador, participaron en la reunión. Incluso, señalan desde la Gobernación, compartió con Rubén Costas la lectura de las resoluciones.

Lo cierto es que la definición final de las medias que se adopten corresponde a cada municipio y por tanto habrá que esperar la determinación del COEM para saber qué medidas se establecen en la ciudad.

"El COED ya dio su posición ante la realidad del rebrote que ya está sucediendo" ratificaba ayer Carlos Hurtado, Gerente de la Unidad de Epidemiología del Sedes.

Hurtado alega que la reducción del horario para el tránsito repercute de manera directa en otro tipo de actividades que son difíciles de controlar y que, por tanto, incrementan el riesgo de contagios. Señala que las rondas de inspección han detectado locales nocturnos que trabajan hasta altas horas de la madrugada y nadie respeta las pautas de bioseguridad.

Por su parte, Ríos insiste en que todas las medidas deben ser revisadas y evaluadas de forma continua. Por eso, el 23 de diciembre se evaluarán otras medidas de acuerdo a las casuísticas" destaca el director del Sedes. Dejando a entrever que el recorte de horario de circulación hasta las 22:00 desde este lunes se volverá a revisar el 22 o 23 de diciembre, justo antes de la celebración de la Nochebuena, algo que mantiene a la población expectante, pues todos quieren saber si podrán sentarse a la mesa con sus familiares y hacer el tradicional brindis a la medianoche.

Comentarios