Escucha esta nota aquí

El Gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, comprometió ayuda en el municipio de San Ignacio de Velasco, que lucha contra la sequía y los incendios forestales. Este miércoles inauguró los trabajos de limpieza de la represa Guapomó, además de poner a disposición maquinaria pesada para las labores en este municipio.

Costas indicó que es un trabajo conjunto que se realiza con el Gobierno nacional, la Alcaldía y el sector productivo. “Tenemos que tener la capacidad de dar respuesta y paliar las necesidades de la gente y de los animales, especialmente del sector ganadero”, afirmó la autoridad, que se constituyó en esa región de la provincia Velasco.

Costas afirmó que en las próximas horas se enviarán dos toneladas de alimentos y agua para socorrer a los más necesitados y las personas que luchan contra la mitigación de las llamas. Hace dos semanas también se hizo llegar un cargamento similar a San Ignacio, que es la zona más complicada por el fuego.

Costas se reunió en San Ignacio con la ministra de Desarrollo y Tierras, Eliane Capobianco y el comité de crisis local también para inaugurar tres pozos de agua y coordinar los trabajos de la principal represa de agua que está en el área urbana de este municipio (detrás de la Iglesia). Según los reportes, el 80% está seca y con mucha maleza, por lo que se aprovechará este periodo, sin lluvias, para quitar los desechos y el lodo.

En Santa Cruz, hasta el momento, existen más 831.007 hectáreas afectadas por el avance del fuego, por lo que se está trabajando en 19 municipios para mitigar el fuego, de los cuales cuatro tienen declaración de desastre municipal, que son San Ignacio de Velasco, Concepción, Postrervalle, San Antonio de Lomerío.

De continuar con la emergencia por el fuego y la falta de agua no se descarta que se declare desastre nacional, lo que implicaría la apertura de ayuda internacional. Por ahora solo existe la declaratoria de desastre departamental, emitida por el Gobernador de Santa Cruz.