Escucha esta nota aquí

Berthy Vaca Justiniano

Los miembros de la X Marcha de las Naciones Indígenas, que la tarde del jueves llegaron a la plaza 24 de Septiembre, después de recorrer más de 480 kilómetros a pie durante 30 días, serán recibidos por el gobernador Rubén Costas en plena resaca electoral, es decir, el lunes, desde las 9:00.

Así convinieron la autoridad departamental y los dirigentes de los marchistas ayer por la tarde, cuando Costas llegó a visitarlos y a darles su apoyo por el esfuerzo físico y mental que significó la larga caminata que partió el 16 de septiembre desde San Ignacio de Velasco.

“Es una decisión de la marcha (seguir movilizada), además tienen merecido descansar, porque son casi 500 km que han marchado. Vengo a darles el apoyo por su valentía y sacrificio, después de asistir a una audiencia de los 30 procesos que tengo”, manifestó el gobernador, que dejó una nota a la directiva confirmando la reunión para este lunes 21.

El grupo de originarios chiquitanos, alrededor de 200 entre hombres, mujeres y niños, llegó con una plataforma de demandas de seis puntos (que contienen 18 incisos en total), vinculadas al buen uso de la tierra, que piensan negociar con el gobernador (las menos) y con autoridades del Gobierno central.

Petición a Santa Cruz

Al gobernador le exigen la conformación de la Comisión Agraria Departamental en un plazo de 10 días, que funcione con el 50 más 1 de los miembros. Que se explique a los dirigentes indígenas cómo funciona la fórmula 50%, 40%, 10%, referida a la repartición de las regalías departamentales; la ampliación de la electrificación de los distritos 11 y 12 de San Ignacio de Velasco y evitar nuevos asentamientos humanos en las áreas afectadas por los incendios forestales y en otras zonas.

Los dirigentes, a la cabeza de Adolfo Chávez, habían rechazado en la mañana la mediación de Óscar Urenda, secretario de Salud, y del asesor de Gestión, Víctor Hugo Áñez, e insistieron en hablar con Rubén Costas en persona.

Algunas personas del grupo tienen instalados sus campings en el atrio de la catedral y otras se trasladaron a dos carpas levantadas en el frontis del edificio de la Brigada Parlamentaria. “Las bases tomaron la decisión de que no nos vamos a mover de acá hasta que nos atiendan. La Gobernación tiene que responder técnicamente y el Gobierno nacional, las demandas que tenemos contra el INRA. Mientras eso no suceda, la columna seguirá vigente”, dijo Adolfo Chávez y anunció que, al cabo de las elecciones, más gente de las 500 comunidades chiquitanas se unirán al grupo después de las elecciones.

Unos 12 marchistas presentan úlceras en los pies, así como afecciones relacionadas con la hipertensión y la diabetes que varios sufren. Fueron atendidos por médicos y a unos tres trasladaron a un hospital para hacerles un chequeo. Entre ellos estaba Orlando Socoré, cacique de la Asociación de Cabildos de San Ignacio, que padece de ciática.