Escucha esta nota aquí

Ante el creciente número de pacientes con dengue que ha dejado salas sobresaturadas, autoridades de Gobierno y de la Gobernación cruceña se reunieron ayer y acordaron acortar los procesos de entrega de los 310 ítems comprometidos para los hospitales de tercer nivel y también se anunció la dotación de otros 50 contratos temporales para reforzar las salas de dengue.

El encuentro se realizó en el edificio de la Gobernación, entre el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez; el viceministro de Salud, Erwin Viruez; y el secretario de Salud del Gobierno departamental, Óscar Urenda, además de otras autoridades.

Tras la reunión, el viceministro de Salud explicó que, entre los temas abordados estuvo el de los ítems que se distribuyen anualmente y el de los contratos temporales, creados exclusivamente para atender la emergencia de dengue.

“Se ha conformado una comisión para los procesos de institucionalización. Evidentemente se van a acelerar los tiempos para la entrega de los ítems, sin vulnerar la norma, con el compromiso del Colegio Médico de acelerar los procesos. De este modo, creemos que una vez pase el Carnaval ya estemos entregando los cargos”, refirió Viruez.

Sobre los contratos temporales por la emergencia de dengue, que tienen una vigencia de 60 días, se anunció la entrega de otros 50 cargos, adicionales a los 178 que fueron dotados en una primera entrega, informó Viruez.

Para los centros municipales

El ministro de la Presidencia y el viceministro de Salud también se reunieron con el alcalde Percy Fernández para discutir el tema del requerimiento de 400 ítems para los centros de primer y segundo nivel y se habló de la posibilidad “de que estos sean generados o absorbidos por la comuna, a través de una transferencia de recursos por parte del Ministerio de Salud”, indicó Viruez.

Minga con paro de actividades

Por su lado, el ministro de Salud, Aníbal Cruz, anunció desde La Paz que propondrá realizar un “paro departamental” en Santa Cruz, para desarrollar una gran jornada de limpieza de criaderos de mosquitos.

La idea es hacer que los vecinos se queden en sus casas para realizar una limpieza general que ayude con la destrucción de criaderos. Cabe resaltar que llantas, botellas o cualquier recipiente en el que se junte agua, son potenciales receptores del mosquito.

Para Viruez, esta es una muy buena propuesta y, mientras es analizada, lo que se hará es reforzar los ciclos de fumigación para matar al mosquito adulto.

Por otro lado, ayer se habilitó la sala de dengue en el hospital Francés, con 15 camas. En el hospital Mario Ortiz hubo protestas por parte del personal para exigir la dotación de cargos y atención para aliviar el hacinamiento.