Escucha esta nota aquí

El estado de gestación que llevaba por seis meses una menor de 11 años fue interrumpido, según lo confirmó el Gobierno a través del ministro Eduardo del Castillo.

Después de un silencio de días y de la circulación de diversas versiones, una de ellas en sentido de que la niña había dado a luz, el ministro de Gobierno, que llegó a Santa Cruz, dijo que la menor fue dada de alta del hospital.

Los abogados Néstor Higa y Yovani Cabello, informaron inicialmente que la criatura había nacido, pero denunciaron a las autoridades de organismos estatales de haber provocado un alumbramiento prematuro.

Como consecuencia del suceso, la Iglesia católica realizó un toque de campanas por la vida y sus autoridades aseguraron que fue cometido 'un vil crimen' contra un indefenso ser al vulnerar los derechos a la vida que concede Dios.

El ministro Eduardo del Castillo  respondió a la Iglesia señalando que debe preocuparse de tantas violaciones que se registran en el país y que el Gobierno está cumpliendo su rol.

Los abogados  Higa y Cabello denunciaron que la mamá de la menor fue víctima de persecución porque no se la dejó ver a su hija y se la separó de ella. Incluso la niña que se encontraba en un hogar de acogida fue sacada a la fuerza para ser llevada al Hospital Francés para interrumpirse el embarazo.

Del Castillo negó persecución y ratificó que es la justicia la responsable porque emitió un fallo para que se proceda con la interrupción del embarazo de la menor.

Comentarios