Escucha esta nota aquí

La ministra de Salud, Eidy Roca, entregó este mediodía 40 respiradores, lo que permitirá habilitar 40 camas de terapia intensiva en uno de los domos del hospital Japnonés.

La autoridad ministerial enfatizó que esta entrega inicial comprende 40 respiradores en una primera etapa, lo que pondrá en marcha el primero de los domos habilitados en el hospital Japonés. De acuerdo con las autoridades, esto permitirá descongestionar las terapias intensivas que están colapsadas en otros lugares del sistema público de salud.

La entrega de este equipamiento viene acompañada de los contratos del personal para la terapia, es decir de internistas, intensivistas, terapistas, licenciadas enfermeras, auxiliares y personal de apoyo al servicio, cuyos salarios serán pagados por el Banco Mundial.

Roca explicó que la Gobernación, a través de un convenio con el Ministerio de Salud también estará dotando de personal para los servicios de hospitalización, insumos, medicamentos y lo que se requiera para que estos domos funcionen a la perfección.

Está previsto que un segundo lote de respiradores se entregue la próxima semana, esto permitirá habilitar el segundo domo.

Hasta este momento, en el tiempo de la emergencia sanitaria por el coronavirus, el Ministerio de Salud ha entregado 55 respiradores a Santa Cruz, de los cuales 40 están en el primer domo del Japonés y 15 en la terapia del hospital San Juan de Dios. “Vamos a apoyar también con una cama de terapia intensiva a la maternidad Percy Boland para los casos de las mujeres gestantes que pueden llegar a necesitar”, señaló la ministra.

Por su lado, el gobernador Rubén Costas, que recibió estos equipos, remarcó que estos 55 respiradores se suman a otros que la Gobernación de Santa Cruz ha podido conseguir para un total de 124 respiradores en terapias intensivas para el Covid-19, y no para otras dolencias. “Hemos superado las terapias intensivas que teníamos en el sector público”, subrayó.

Además con una segunda entrega de respiradores más los 12 equipos que hay en el hospital de Montero, la cifra total ascendería de 124 a 146 respiradores de terapia intensiva.

“Imagínense estos dos domos (habilitados), lo que va a significar para el Hospital Japonés. Se ha adecuado para que tenga un ingreso directo, y se han dado las condiciones para que el transformador no le quite energía al hospital y si hubiera un corte de luz, están otros dos generadores con todas las condiciones", aplaudió la primera autoridad departamental con tono más positivo después de semanas de venir urgiendo al Estado para que cumpla con lo necesario para poner a marchar los domos.

Están en la calibración

El director del Servicio de Salud (Sedes), Marcelo Ríos, informó que el trabajo de instalación de los equipos está en marcha. 

Momentáneamente se colocó a un lado los respiradores recibidos en calidad de préstamo (16 entregados por la Udabol) para mostrar la apertura de la sala y permitir el ingresos de los equipos que entregó el Ministerio de Salud. “Todos tienen que entrar al plan de configuración para que tengan los mismos estándares que se usan en Santa Cruz. Hay algunos que vienen con tarjeta de otro tipo de alimentación de energía, todos los pequeños detalles tienen que entrar en la configuración”, explicó Ríos a tiempo de precisar que este trabajo de adecuación va a durar unas 48 horas.

Esta explicación respondió a algunas observaciones que circularon porque los equipos recibidos anteriormente estaban amontonados en otro espacio.

Ríos también dijo que paralelamente se tiene que buscar los recursos humanos y por eso aprovechó para convocar a terapistas, internistas e intensivistas que puedan participar de la convocatoria y trabajar en el domo. 

“Hemos conseguido con el Ministerio de Salud que el Banco Mundial financie el salario de los contratos eventuales para los especialistas con un nivel salarial como corresponde. Necesitamos el apoyo de los profesionales, por eso convoco a los terapistas e internistas que puedan ayudarnos, que se postulen para las contrataciones y podamos abrir el domo. Ya tenemos algunos, pero aún no es suficiente la cantidad", amplió el director del Sedes.

Esperan que hasta este fin de semana o el inicio de la próxima entren en funcionamiento estos equipos y empiecen a recibir pacientes críticos para descongestionar las terapias intensivas de otros nosocomios. Uno de los domos tiene capacidad para 30 camas y 48 el otro.