Escucha esta nota aquí

Tuvieron que pasar varios días para que el Gobierno nacional envíe una comisión para escuchar a la marcha indígena, que este martes llegó a la provincia Guarayos. Esto se dio después de que los manifestantes denunciaran que en algunas comunidades intentaron frenar la marcha que se dirige de Trinidad a Santa Cruz.

La comisión estaba compuesta por el viceministro Seguridad Ciudadana Roberto Ignacio Ríos Sanjinés, y el director del Segip en Santa Cruz, Alpacino Mojica, quienes recibieron con agua y escucharon a los marchistas.

“Siempre estas marchas han ido hasta La Paz, tal vez puede extrañarnos porque que esta vez va a Santa Cruz, pero ustedes deben tener sus razones (…) Es importante encontrar soluciones, por eso he escuchado a cada uno de ustedes y tomado apuntes. Me dicen que no se detiene la marcha, entiendo eso, pero es importante que piensen en su familia y en los niños, por eso he venido a escuchar sus pliegos petitorios”, dijo Ríos a los indígenas.

Sobre el riesgo de agresión a los marchistas, el viceministro dijo que se les brindará la seguridad necesaria para evitar enfrentamientos. Además, anunció que organizará una reunión con las autoridades de las instituciones nacionales para que atiendan sus pedidos de respeto a sus tierras.

Por su parte, Mojica dijo que tras la reunión con los indígenas de las tierras bajas se envió un informe al ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, para que este sea quien eleve el pedido de los marchistas al presidente Luis Arce.

“Los manifestantes nos pidieron que se respete el derecho a sus tierras, porque denuncian que están siendo avasalladas. Nuestra delegación ya envió el informe al Gobierno y esperamos que se agende una reunión para solucionar el conflicto”, expresó Mojica en contacto telefónico con EL DEBER.

Además de exigir el respeto a las tierras, los marchistas reclaman por el derecho a participar en procesos electorales sin necesidad de un partido político y consolidar una bancada indígena.

El dirigente tacana Adolfo Chávez, en conversación telefónica, explicó que la Ley de Partidos Políticos señala que los escaños especiales para indígenas son otorgados a través de los partidos.

“No queremos eso porque a través de las organizaciones políticas nunca vamos a contar con una bancada indígena”, dijo Chávez.

La columna de los indígenas, que camina a diario tramos de 25 kilómetros, también quiere hacer respetar la tierra ante el “alarmante incremento de avasallamientos”, según sus denuncias.

Comentarios