Escucha esta nota aquí

Por: Huber Vaca - Pailón

Representantes del Gobierno nacional, del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) y dirigentes que componen la Federación Sindical Única de Trabajadores Indígenas Originarios y Campesinos de la Regional de la Gran Chiquitanía iniciaron la noche de este miércoles el diálogo, para intentar poner punto final a más de dos días de bloqueo en la ruta que une a la capital cruceña con municipios de la Chiquitania y el departamento de Beni.

“Esperamos ponernos de acuerdo y sobre todo cómo se va a trabajar para concluir esto de la dotación, distribución y titulación de tierras. Son demandas que datan de 10 años atrás, pero vamos hacer las gestiones para que esto se pueda concluir siempre y cuando se cumpla con toda la normativa de lo que establecen las leyes”, afirmó a Bolivia Tv, Remy Gonzáles, ministro de Desarrollo Rural y Tierras.

De acuerdo a las declaraciones de Gonzáles, la idea del Gobierno es firmar un convenio marco (no por centrales, ni subcentrales) y en función a eso programar visitas a las comunidades para verificar si los predios en donde los originarios exigen titulación están siendo trabajados o si viven en el lugar.

La reunión, que comenzó cerca de las 20:00, se estima que se prolongue hasta altas horas de esta noche o primeras del jueves, ya que las autoridades deben escuchar a los dirigentes de las 14 centrales campesinas, además de Hebert Justiniano, líder de todas las organizaciones.

Los originarios que exigen la dotación y titulación de tierras se reúnen con las autoridades en el coliseo, Pablo Barbery, de Pailón. Pero mientras se cumple con el diálogo el bloqueo se mantiene.

Este miércoles se dio un acuarto intermedio de dos horas para que las movilidades varadas puedan transitar (muchas de ellas con insumo de la industria alimentaria y de producción agrícola). Desde las 11:00 hasta las 13:00, afirmó a EL DEBER, Elías Choque, representante de la Central Pailón.

 

Comentarios